Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Te invitamos a que nos compartas el último beso en la garganta


Buenos días, buenas tardes buenas noches….


La vida corre apresurada, la vida está. Y… ¿tú que tal con tus quehaceres, ganas, proyectos, luchas, amores?


Te comparto que desde hace ya un buen ratito, algunos disidentes en la vida, en el amor, se encontraron, compartieron, se inconformaron, disintieron, reflexionaron y ahora parlotean en un programa de radio por internet llamado: La casa de los 1000 cuartos.

Este programa es la derivación de un trabajo colectivo que ya lleva algunos ayeres, donde los inconformantes son bichitos como todos, todas en el mundo, con las ganas de compartir una de las millones de disidencias: amar fuera de la “institución”, relacionarse erótica y afectivamente entendiendo que la equidad, libertad y la autonomía no sólo son premisas que se oyen bien en algunos discursos ideológicos y políticos, sino que si se puede, que si es posible comunicarse, ser honesto, responsable, respetar que las personas nos podemos enamorar de más de una persona al mismo tiempo, y que esto no implica traición o desinterés, sino un modo de asumirnos distinto, pero además compartirlo, siendo camarada, bello cómplice; y que los proyectos políticos no comienzan sólo en la palabra y la lucha con los otros, sino desde antes, desde el cuerpo, el acto erótico, el modo de amar y relacionarnos con nuestro amante, nuestro vecino, nuestro compa de la vida cotidiana, que lo privado es público y mientras paralelamente a nuestro trabajo de la vida del hoy y del mañana no revisamos el modo en que nos estamos relacionando, estamos amando, entonces creemos será muy complicado deshebrar, entender, hablar de la relación humana, del estar y ser con el otro.
¿Pero realmente que amor nos enseñaron?


¿Solo ese que implica posesión, propiedad? ¿Tener una pareja es complementació n, “media naranja”, “solución” para la vida? ¿Hemos pensado siquiera en cuestionar nuestros pasos y besos, nuestras acciones y marañas amorosas?


¿Hemos pensado que el juego del amor puede también estar controlado y sigue pautas ideológicas?

¿Podría ser el amor parte de la reflexión política y del activismo o la disidencia?

Ufff!!! Estos y muchísimos temas son de los que parlamos y nos reímos en el programa de la casa de los mil cuartos.


Uno de los temas fundamentales de éste programa es discutir sobre: POLIAMOR

Definimos poliamor como la práctica o posibilidad de establecer relaciones intimas, amorosas, sexuales (no necesariamente) estables y duraderas con más de una persona, en un plano de equidad, mutuo acuerdo y honestidad entre las partes involucradas.
Cuestionamos la monogamia obligatoria. Nos revelamos ante quienes quisieron imponernos una única visión del mundo y por ende una sola manera de constituir relaciones de pareja y de familia.

El día de hoy la invitación no sólo es a escucharnos y tomar un alipuz mientras música y bizarradas eróticas se entonan cada jueves a partir de las 7 de la noche, sino ahora este recorrido de caracol que cuestiona paradigmas clama por voces rebeldes, por experiencias de vida, por críticas y mentadas, es un caracol que pretende ser horizontal y colectivo, y que no canta verdades ni da consejos… Patrañas con eso!!! Es un proyecto que se construye no solo con los oídos o las bocas, sino con las palabras y las acciones, es un proyecto para ser puente, ser agua, ser eco, y en los ecos resonamos todas, todos….

Compártenos por favor tú proyecto de vida, tú experiencia, tú crítica, tu conformidad, tú heterogeneidad, tú atolito de maíz frente a la noche tibia, la música que te gusta, el poema que siempre quisiste leer, la carta que nunca escribiste, el ruido que siempre te apeno, la palabra no dicha, el balbuceo cuando estas cuerdo, la crítica guardada, el grito no pertinente, la insensatez que te habita, el orgasmo reprimido, la orgia colectiva.

Esa es la invitación.

¿Quieres ir directamente al programa y parlar, parlar, parlar? Tú, ustedes dígannos cuando.
¿Quieres escuchar música que solo a ti te interesa o dar grititos en vivo o a todo color, o promocionar una banda, un demo, una loquera? Mándanosla por la virtualidad o recomiéndanosla, o ven y pongámosla juntes.

¿Quieres leer un poema, un grito extático, una anécdota? ¿dar a conocer un proyecto, iniciativa, verso, comuna o el último beso en la garganta? En un archivo de mp3 todo cabe en el programa.
¿Quieres compartir un rollo teórico que solo a ti se te ha ocurrido, una temática sui generis o la impertinencia que no escuchan en tú casa? Hazlo y los impertinentes se multiplicaran.
No hemos de decir que los que quieres, nosotres siempre lo querremos, por qué no somos fabrica de estrellas, ni agencia de publicidad, ni nos interesa el rating, ni somos totalmente “palacio”, desafortunadamente no creemos en la “falsa” tolerancia pero si en el respeto, y no respetamos a quienes desprecian lo humano, y por ende no nos respetan, como: fascistas, milicos, partidos políticos detentadores de poder, misóginos, etc, y derivados.

http://radiomenteabierta.com/lacasa/

La invitación, el convite es a compartir, disentir, hablar, criticar, reflexionar, activar, actuar.

El espacio está abierto.

¿Quieres pasar a habitar, a vivir y revolucionar, un cuarto, de la casa de los mil cuartos? ¿romper los cuartos y construir libertariamente otro?

Bienvenido, bienvenida, bienvenide.

No hay comentarios: