Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

domingo, 13 de junio de 2010

El mito del amor romántico


El mito del amor romántico


Mayo 19, 2010

CORAL HERRERA GÓMEZ

"En los cuentos los hombres representan lo positivo, el progreso, la superaciónde obstáculos; las mujeres son recompensas a esos triunfos, piezas de caza".

Corla Herrera Gómez

La literatura y el cine han contribuido a imponer en Occidente el ideal del amor romántico, un modelo que reserva papeles distintos a hombres y mujeres.


CoralHerrera Gómez lleva años estudiando la configuración de ese modelo y está apunto de publicar el libro `La construcción sociocultural del amor romántico'.


Autora también de la página especialistaenamor.com, explica qué esperan del amorhombres y mujeres.¿El amor es una utopía?La posmodernidad es una etapa marcada por la insatisfacción permanente. Elhambre de emociones intensas nos condena a la frustración. El amor se nos vendecomo un estado permanente e ideal a través del cual llegar a la felicidad total.Es un refugio en el que mucha gente busca la "salvación" individual. Al ser unideal, la realidad no hace sino frustrarnos. Cuantas más expectativas noshacemos en torno a nuestra pareja ideal, más sufrimos y más nos desencantamos.Idealismo y realismo son polos opuestos.¿De dónde nace ese ideal?El romanticismo es un producto de la cultura patriarcal. Es un fenómeno quecomenzó en el XIX con la venta masiva de novelas románticas y que consolidó elcine de Hollywood, y ahora también la industria de Bollywood.


Se ha expandido por todo el planeta, como una epidemia cultural.
¿Qué rol asigna el amor romántico a los hombres?A los hombres jóvenes se les concede el rol de animal salvaje. Su función esvivir aventuras y tratar de huir del compromiso pero disfrutando de las mujeres.Una vez casado, al hombre se le asigna un rol protector con su familia, es lacabeza pensante.¿Y a las mujeres?Se nos asigna un papel doble. Por un lado están las cazadoras de hombres,representadas como voraces e insaciables porque sienten deseo propio y buscanformar una pareja con un hombre que las satisfaga y las mantenga. Por otro ladoestán las que ejercen un rol pasivo, encerradas en casa esperando a que llegueel príncipe azul que le otorgará una identidad y colmará su vacío existencial.
¿Siguen ellas soñando con el príncipe azul?
Las mujeres a menudo asumen que son menores de edad que precisan de cuidadosconstantes. Antiguamente las mujeres solo podíamos ascender en la escalasocioeconómica a través del matrimonio: las mujeres no podían abrir una cuentabancaria sin sus padres o maridos. Por eso siempre deseaban que un hombre lesotorgase el papel de adultas y les permitiese tener presencia social en losactos públicos de su esposo. Ese deseo mitifica la figura masculina a ojos delas mujeres, que buscan en ellos protección, placer y cariño, seguridad,estabilidad y sobre todo, felicidad. Aunque después su vida conyugal sea uninfierno.¿Y ellos, quieren ser príncipes azules?El amor es cada vez más importante para los hombres, pero han sido educados parano renunciar nunca a su libertad. Muchos de ellos huyen del amor porque tienenmiedo a ser dominados por la mujer. Si pensamos en la figura tragicómica delcalzonazos nos damos cuenta del terror masculino al poder femenino. Es lo queprobablemente impida a los hombres tener relaciones igualitarias.
Las mujereshemos sido representadas tradicionalmente como devoradoras insaciables.¿Quién sufre más por amor?
Todos sufrimos con la misma intensidad.
Las mujeres tenemos más herramientaspara expresarlo y comunicarlo: dominamos el lenguaje de los sentimientos y podemos desahogarnos con amigas y amigos.
El tradicional hermetismo de loshombres les lleva a padecer el sufrimiento en silencio, porque les cuesta mástener conversaciones íntimas en las que muestren su vulnerabilidad.¿Están los hombres desorientados ante la mayor independencia de la mujer?Hay autores que hablan de la crisis de la masculinidad. El macho ibérico está endecadencia y es ridiculizado en la televisión. Además, el proceso deindependencia de las mujeres está siendo arrasador para algunos: han sidoeducados para entender que el papel de las mujeres es cuidarlos y asistirlos;les choca que su compañera gane un sueldo superior al suyo.
Las técnicas dereproducción asistida también les quita su importancia, porque una mujer puedeprocrear sola gracias a la tecnología, sin necesidad de tener pareja.¿Cuál es el aspecto del amor romántico que más perjudica a los hombres?
La cultura patriarcal ha enseñado a los hombres a ser fuertes, valientes,violentos, protectores. Tienen que defender a su familia, trabajar deslomándosepara mantenerla y lograr el éxito en su vida profesional. Los hombres de verdadtienen que ser viriles, con un apetito sexual devorador, y se les reclama quecumplan en la cama siempre, como si fueran máquinas perfectas de erección yeyaculación. Hoy los hombres antipatriarcales quieren deshacerse de estosimperativos culturales y reclaman el derecho a ser sensibles, pacíficos, arelacionarse de otra forma con las mujeres, en un plano de igualdad, de respetomutuo, de generosidad y comunicación.
¿Transmiten los cuentos tradicionales un esquema machista basado en el ideal delamor romántico?La representación de las mujeres como seres inferiores, débiles, pasivos,miedosos, o malévolos (las madrastras de Blancanieves y de Cenicienta) que vivenesperando ser las elegidas, ha hecho mucho daño a la autoestima de las mujeres.Las mujeres de los cuentos se conforman y esperan. Los hombres representan lopositivo, el progreso, la mejora, la superación de obstáculos, la valentía, lacapacidad de luchar, la fuerza y la nobleza del espíritu, porque se embarcan enmisiones heroicas para restablecer la justicia, y eso les da sentido a su vida yun lugar en el mundo. Las mujeres son recompensas a esos triunfos, como lo sonlas piezas de caza.
¿Habría, entonces, que prohibir su lectura en las escuelas?Hay que empezar a crear contenidos en los que las mujeres sean protagonistas desu vida, donde se reflejen los valores positivos y las habilidades femeninas.

Se trataría de poner al revés esos cuentos, aprovecharlos para que el alumnadoanalice esos estereotipos sexistas, no sólo en los cuentos tradicionales, sinotambién en los anuncios publicitarios, los programas de televisión, losvideojuegos, las películas.

¿Se pude superar el modelo del amor romántico?

Va evolucionando, pero cada vez es más consumista, más cerrado en sí mismo, másidealizado. En la posmodernidad el ego es narcisista y miedoso. El amor entreestos egos está preñado de otros intereses que nada tienen que ver con el amor:acumular bienes, aparentar, pagar hipotecas a medias, vivir en sociedad. Elmodelo de amor ideal es aquel que no está basado en la necesidad ni el miedo ala soledad. Un amor exento de ansias de exclusividad, un amor libre en el que noexistiese el concepto de propiedad privada.

Tomado del blog



miércoles 9 de junio de 2010

¿ES POSIBLE UNA NUEVA SOCIEDAD DENTRO DE LA VIEJA?
La respuesta está en todos y cada uno de nosotros. ¿Qué queremos para nuestra vida? ¿Qué dejaremos a nuestros hijos, nietos y demás descendencia? ¿Cómo queremos vivir hoy mismo? Estas preguntas necesitan no sólo respuestas sino ACCIONES, y este blog está destinado a ello. Proponer, compartir y realizar ideas en la vida cotidiana, y llevarlas a cabo HOY, AQUÍ, donde quiera que cada quien se encuentre.Llámalo Nueva Economía, Economía Solidaria, Trueque, Ecología, Pacifismo, Comercio Justo, Sociedad Sustentable o como quieras, pero PONTE A HACER cosas en favor de este planeta, de tu país, de tu gente, de tu entorno, de tu familia, de tus hijos, DE TI MISM@, pues nadie vendrá a hacerlo por ti, y sí seguirá existiendo quien se aproveche precisamente de la inacción de la mayoría silenciosa para lucrar, explotar, vender, destruir, contaminar, asesinar y aprovecharse de mil maneras de lo que es de todos nosotros.No hay excusa, no hay a quién echarle la culpa de la miseria a la que se ha condenado a la humanidad por las grandes corporaciones, los gobiernos, los ejércitos, si no es a nosotros mismos, los silenciosos, los quietos, los que simplemente abrimos ojos, boca y oídos para tragar sin masticar ideologías, formas de vida, estatutos, limitaciones y reglas supuestamente inamovibles. Y somos nosotros quienes podemos cambiar esto, aunque no sea sino en nuestro pequeño microcosmos personal, familiar o de amistades, que ya sería mucho.¿Tienes muchos amigos o conocidos? Organízate. ¿Eres más bien solitario y antisocial? Haz algo por tu cuenta. Con que no destruyas e incluso llegues a producir algo bueno para el mundo hasta donde llegan tus brazos, ya es más que suficiente para este mundo atribulado. No se necesitan héroes, sino personas sencillas y con conciencia para cambiar el paradigma social de nuestro tiempo, marcado por el egoísmo, el lucro, el inmediatismo y el consumo ciego.Te invito, pues, a que logremos juntos, de uno en uno y cada quien en su parcela, que esto cambie, para nuestro bien e incluso para bien de quienes no piensan ni soñarán nunca con un mundo mejor, más libre, justo, solidario, vivo, limpio y pacífico. Por ellos, por quienes ni siquiera saben que se puede, nosotros haremos el trabajo.¿Quién se apunta?