Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

sábado, 17 de mayo de 2008

¿Conocemos realmente el origen del 10 de mayo?


Qué es ser una madre en México?
Marcela Lagarde (1993) define la maternidad como:

…el conjunto de hechos de la reproducción social y cultural, por medio del cual las mujeres crean y cuidan, generan y revitalizan, de manera personal, directa y permanentemente durante toda la vida a los otros, en su sobrevivencia cotidiana y en la muerte. La maternidad es sintetizada en el ser social y en las relaciones que establecen las mujeres aun cuando estas no sean percibidas a través de la ideología de la maternidad como maternales…[1]

Es así entonces que nuestra sociedad patriarcal exalta la maternidad como ideal femenino, le otorga poder a la mujer madre, sin embargo al considerar esta función como parte de la naturaleza femenina, las necesidades de la mujer son ignoradas, se la relega al ámbito doméstico y a una posición de subordinación. El comprender que la maternidad es una construcción social, y no un mero hecho biológico permitirá concebirla en otra dimensión, y otorgarle una justa valoración.

Por otro lado, en el cumplimiento de las demandas de la tarea maternal las madres desarrollan estrategias de protección de cuido y entrenamiento, y de esta necesidad de pensar y actuar surge una disciplina propia que la madre posee. Esto ha dado lugar a otorgar características especiales a las madres como el cuidado, la responsabilidad, la sensibilidad, la intuición, como atributos propios de su “naturaleza o esencia femenina”.

Durante siglos, ha predominado una cultura sexista y discriminatoria hacia la mujer, propiciando que la subordinación de ésta no se perciba como una hecho cultural impuesto y modificable, sino como un orden natural y por lo mismo incuestionable. Aún en la actualidad, a la mujer todavía se le define no por su condición de individuo integral, sino por su condición reproductora.
Cabe señalar además que la construcción ideológica del ser madre es una práctica reforzada por aparatos ideológicos como la educación, la religión, la familia y los medios de comunicación entre otros. Los medios de comunicación por su inmediatez, flexibilidad y capacidad de abarcar grandes públicos, son instancias privilegiadas para crear, recrear, reproducir y difundir determinada o determinadas visiones del ser y del quehacer femenino, y también para introducir diversas propuestas de mujer en el escenario social. Basta con recordar el mensaje de cualquier comercial televisivo: “Este 10 de mayo una plancha es el mejor regalo para mamá” ¿madre o sirvienta?

Es importante revisar los caminos ideológicos que subyacen en nuestra sociedad, para tener claridad y “conciencia” del rol que se desea asumir. La mujeres tenemos la total libertad de decidir nuestro camino, somos conscientes que uno de éstos en la vida puede ser el de madres, si así lo elegimos, pero también somos mujeres con deseo de participación en muchísimos otros aspectos. Reclamamos la autorealizació n, el trabajo y la preparación intelectual. Queremos disfrutar de las múltiples capacidades que poseemos y compartirlas con las y los otros, y nos sabemos lúdicas y complejas.

Ahora muchas mujeres que desean la maternidad, tiene un sentido diferente de ella, quiere ejercerla con responsabilidad, desea tener los hijos que es capaz de sostener y de disfrutar, no desea que esta sea una limitante de otras actividades de su vida diaria, por el contrario que forme parte de su desarrollo total como persona.
Desafortunadamente este pensamiento no ha llegado a todas las mujeres, ni a todos los núcleos familiares. Por eso, sigue ocurriendo que la maternidad se vive aún con los viejos códigos y obligaciones, convirtiendo a estas madres en reproductoras de esquemas que mucho lastiman otras formas de comunicación de los seres humanos.

El 10 de mayo no es una celebración de un día, es la reflexión de uno de nuestros muchos papeles históricos. Está en ti la decisión de cómo quieres asumirlo.

¿Conocemos realmente el origen del 10 de mayo?

Empecemos brevemente con Estados Unidos. El origen de la celebración empezó poco después de la muerte de la madre de una joven llamada Ana Jarvis que falleció en el 1905. La chica, residente en Filadelfia decidió escribir cartas a organizaciones y políticos para rendir un homenaje a las madres de todo el mundo. En 1914 el proyecto se haría realidad gracias al Presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson, declarando como "Día de la Madre " el segundo domingo de mayo. Posteriormente otros países se sumarían a la propuesta.

Ahora bien, no todos los países lo celebran el mismo día, En Nicaragua, por poner otro caso, se escogió el 30 de mayo, ¿sabes por qué?. Pues porque en dicha fecha era el cumpleaños de Casimira Sacasa, madre de la esposa de Anastasio Somoza, presidente entonces de este país en la década de los años 40. Uff!! Que calamidad.

Ahora bien, el origen del Día de las Madres en México, es bastante vergonzoso. Resulta que en 1922 había un movimiento feminista en México que había comenzado en Yucatán, excelentemente bien organizado y que quería darles a las mujeres el derecho al voto y a trabajo, además de la igualdad salarial. El movimiento tenía pocas seguidoras pero muy variadas, de varias etnias indígenas así como hispanoparlantes. Las conferencias y ponencias estaban traducidas en varias lenguas indígenas, el movimiento de las mujeres iba en creciente expansión.

El gobierno y la sociedad mexicana conservadora se sintieron amenazados por tal movimiento y se les ocurrió copiar el día de las madres que se celebraba en Estados Unidos para promover la imagen tradicional, conservadora de la mujer: sacrificada, abnegada, con infinita bondad y entrega a sus hijos y que no tiene otro interés en la vida que el de servir y hacer felices a sus hijos y a su familia y sacrificarse por ellos.[2] La tarea le correspondió por mandato oficial al Lic.Alducin director del periódico Excélsior quien propuso la celebración del Día de la Madre el cual "presta un servicio eminente a la moral y a la cultura de México".
Con Excélsior a la cabeza de los medios masivos, el apoyo del Secretario Vasconcelos y la Iglesia católica, Alducin organizó movilizaciones en escuelas de educación elemental promoviendo la manifestación del amor filial y el levantamiento de un "monumento de ternura a la que nos dio el ser". La campaña se extendió a otros ámbitos. El "Periódico de la Vida Nacional " contó con el apoyo de la cadena de cines Olimpia, las Damas de la Cruz Roja y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos Mexicanos, la que se encargó de promover una campaña para "halagar" a las madres con regalos de todo tipo. El miércoles 10 de mayo de 1922, la primera plana de Excélsior la dedicó a exaltar la labor de las madres en los trabajos domésticos, dejando de lado el trabajo remunerado. Así, este diario capitalino invirtió el papel que la entidad del sureste propuso a las mujeres. De un papel activo de discusión y participación, a uno que consagraba su pasividad y sus "atributos congénitos". ¡Que tal!

Ahora que conoces está información, ¿consideras que el 10 de mayo es verdaderamente una celebración?

1] Lagarde, Marcela, Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. México: UNAM, Colección Posgrado, México, 1993, p.45.


[2] Lamas, M., ¿Madrecita Santa? en Florescano, E., (1997) Mitos Mexicanos, México, Nuevo Siglo, 1989.

3 comentarios:

Davotanko dijo...

Muy buen articulo. Ya estoy de regreso en la red. En estos días me pongo al corriente con tu blog. Saludos desde Morelos.

Anónimo dijo...

QUE BIEN YA SABER EL ORIGEN REAL DE "FESTEJO" DE LA MADRE MEXICANA, 10 DE MAYO ES UNA VERGUENZA, PARA PERPETUAR EL PAPEL DE LAVADORA DE 2 PATAS, COCINERA, ABNEGADA, ETC...

Anónimo dijo...

En tu pobre ver y altanero feminismo, crees que dar por fin a un lugar importante a la Madre y mujer que ha decidido ser un pilar del hogar y hoy sosten de la gran sociedad universal humana es para ti una vergüenza "politica" y "feminista" es una clara definicion de la destruccion del núcleo de la sociedad Mexicana que estas buscando en nuestro país Y DE HECHO LO ESTAN LOGRANDO: FELICIDADES, ESTAS LOGRANDO LA DESTRUCCION DE FAMILIAS, HIJOS NO NACIDOS, MATRIMONIOS, ERES UNA DESTRUCTORA DE LA SOCIEDAD MEXICANA, MATRIARCAL POR CULTURA Y TRADICION. Asi como tu aprovechas tu espacio probablemente pagado, asi aprovecho para defender a mi sociedad mexicana que tantos paises siguen buscando destruir incluyendote; tu blog no es libre expresion, es destruccion.