Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

domingo, 16 de agosto de 2009

Todavía




Es a ti a quien miro

No me digas tu nombre.
Lo sé,
lo he olvidado,
apenas lo recuerdo…
ya no importa

Prefiero esta noche ronca
Este olor a sol muerto
Estas ganas de estrecharte

Prefiero el color del sueño
Mi cabello suelto
La mordida no dada

¿Será que las palabras se me han ido?
¿Será que la muerte acecha éste chocolate?

¿Qué diría mi sombra si te encontrará?
¿Qué dirías si hoy te dijera que solo te miro, solo te amo, solo te olvido?

¿Donde estas Aziz?…. Que el desgarro me acecha…

Mi rostro entre tus nalgas



Meter mi rostro entre tus nalgas
Hurgar la luna suspirando el culo
Saberte plagado de mis besos
…humedad que te arrebata
un crepúsculo de manto rojo por tu sangre expuesta.
DIANA MARINA NERI ARRIAGA.

ODIO







ODIO

Cuando me trajiste, llevaba una faldita roja a cuadros
Es tan pequeñita que al caminar apresurada
O
Al agacharme un poquito recogiendo mis últimas palabras…
¡ups! Se sube,
Ay... Se sube tanto que las nalgas se liberan de su ostracismo
del lugar donde se canta o se relega.
¿Quieres que me siente en tú vomito?
¿O… en el charco de sangre escarlata de tu cráneo roto?
Tal vez te interesa que le muestre el culo a tu rostro desfigurado
a tu ojo de crueldad
a tu boca que aún chorrea
y… donde sin problema podría colocar mi conchita abierta
para que tu lengua espumosa intente alcanzarla.
¿Quieres? ¿Quieres?

O tengo otra idea
¿Te canto y después me tomo el jugo de tus miasmas donde aún te revuelcas?


Señor torturador:
Ahora gime y suplica
tal y como te gusta lo hagan tus masacrados
Aquellos que como a mí, les diste picana.
Quiero morderte policía, milico, torturador, señor gobernante, quiero volver a romperte el cuello
Quiero aprender a llorar antes de que muera en el cadalso
Antes de que me incendie entre nuevos toques y tehuacanasos

Por último… abriré mis piernas y subiré una muy lentito, muy lentito y sacaré pipi…
Tengo los senos expuestos y grito:
¡YA SOY LIBRE!
DIANA MARINA NERI ARRIAGA.

jueves, 13 de agosto de 2009

El amor en los tiempos del consumismo







Buscamos la felicidad en los bienes externos, en las riquezas; el consumismo es la forma actual del "summum bonum". Pero el consumidor nunca está satisfecho, es insaciable y , por tanto, no feliz. La felicidad consiste en el desprendimiento
José Luís López Aranguren

Ay, ay, ay… que triste, pero urgente y necesario hablar del tema:

El amor en los tiempos del consumismo

Por eso ahora en LA CASA DE LOS 1000 CUARTOS el primer programa ciberfónico de América latina sobre amor libre y Poliamor reflexiona en torno a la supuesta venta del amor como un producto de la “felicidad”, de los famosos “nuevos valores” amorosos y otras marrullerías del tipo.

¿Se “compra” el amor? ¿Vendes caro tú amor aventurero/a?
¿El amor es una experiencia comercial?

Caminamos de la mano por el supermercado
entre las filas de cereales y detergentes
Avanzamos de estante en estante
hasta llegar a los tarros de conserva
Examinamos el nuevo producto
anunciado por la televisión
Y de pronto nos miramos a los ojos
y nos sumimos uno en el otro
y nos consumimos

Oscar Hahn

LA CASA DE LOS 1000 CUARTOS se transmite en vivo a partir de las 7 de la noche todos los jueves, pero los archivos quedan abiertos y a la espera de tú escucha en cualquier día y hora en:
http://www.radiomenteabierta.com/lacasa/



La invitación va desde conocer los talleres de Poliamor, participar en el grupo virtual y/o presencial, http://mx.groups.yahoo.com/group/poliamor_en_mexico/ conocer los trabajos ciberfónicos de la casa de los 1000 cuartos (primer programa de Poliamor y amor libre en América latina) http://www.radiomenteabierta.com/lacasa/ hasta sencillamente parlar a la luz de nuevas propuestas anti sistémicas que nos permite revolucionar desde la vida cotidiana. Porque la revolución comienza en nuestro cuerpo, en nuestro modo de asumirnos con el otro, la otra.
LA CASA DE LOS 1000 CUARTOS. TODOS LOS JUEVES A PARTIR DE LAS 7 PM.
http://www.radiomenteabierta.com/lacasa/
CONDUCIDO POR ARTEMISA MADARIAGA, ISRAEL LUGO Y DIANA MARINA NERI ARRIAGA.
¿Te atreves a desafiar tus prototipos amatorios?
¿Es posible amar a más de dos personas en un plano de honestidad, equidad y otros 100 etcéteras?
¿Es posible Resignificar nuestras relaciones actuales?
¿Es posible….?
ES POSIBLE…
Ojala nos encontremos, parlemos, escuchemos, andemos…

miércoles, 12 de agosto de 2009

INVITACIÓN PARA PARTICIPAR EN TALLER POLIAMOR Y LECTURA DE POEMAS “YA NO QUIERO TANTA SANGRE EN EL COÑO” EN CUAUTLA MORELOS


Saludos muy fraternos en invitadores:

La semillita del respeto a la diversidad y la disidencia se anda sembrando por muchos, muchísimos lares, son tantos los caminos y las formas que parece que la vida no alcanza. En este sentido los y las compas de Cuautla Morelos se han organizado para presentar a partir de la próxima semana su: CLANDESTINA. Arte y cultura lesbíco/gay, (y me atrevería a decir también bisexual y TTT) donde los locos/locas poliamorosos hemos de participar de diversas formas:

Primero el martes 18 de agosto a partir de las 5p.m. presentamos el taller: POLIAMOR. TRANSITANDO POR EL AMOR LIBRE. Taller reflexivo/vivencial sobre la posibilidad de la no monogamia ética y responsable.

Y luego, el miércoles 19 de agosto a las 5 p.m. Su servidora presenta algunos choritos desaforados llamados: “Ya no quiero tanta sangre en el coño” Lectura de poemas y otras disidencias.

Todo se va a desarrollar en la sede del museo de la caricatura y la historieta MUCAHI Francisco y Madero número 110 interior 18 entre Valuarte y Virginia Hernández en Cuautla Morelos.
Pliss… pasa la voz, una buena oportunidad para encontrarnos parlar, fluir en cálidas y rudas experiencias que forman nuestra memoria emocional, pero más allá, que nos permitan una impostura en la vida.


Si vives en Morelos, puede ser que sea más sencillo la posibilidad del abrazo, sino es así, comparte está información y si tu participas en alguna agrupación, organización, grupo de cuates, escuela, chacoteo cultural, asociación, organización vecinal, o cualquier espacio abierto, pues… invítanos, convídanos, contágianos de tus trabajos y permítenos también esparcir el virus colectivo, las magias disidentes.

Ojala nos encontremos, nos compartamos resistencias.
Un abrazo fraterno.

sábado, 8 de agosto de 2009

Quién decide en mi cuerpo? Cómo se vive el derecho a la interrupción legal del embarazo en el DF*


Quién decide en mi cuerpo? Cómo se vive el derecho a la interrupción legal del embarazo en el DF*
Ana Amuchástegui, Edith Flores y Rodrigo Parrini

Mujeres protestan para frenar legislaciones regresivas
México DF, agosto 07 de 2009.
Ana Amuchástegui, Edith Flores y Rodrigo Parrini1
Desde que fue declarada la constitucionalidad del aborto en el DF, el avance de la derecha contra el derecho a decidir ha sido implacable. Trece estados del país consideran al embrión como sujeto de derecho. El siguiente artículo muestra, en voz de las propias mujeres, los beneficios que la interrupción legal del embarazo trajo a las capitalinas.
“Ahorita vi a una chica que estaba llorando, pero si hubiesen pasado por un aborto clandestino no estarían llorando. No saben por lo que están pasando, ¡están en la gloria! Está muy mal que quieran echar para atrás esta propuesta –la interrupción lega del embarazo- porque si todas las mujeres tuvieran que pasar por un proceso ilegal… Es horrible porque muchas veces vas con el amigo del amigo, no sabes ni a qué te atienes. Está muy mal que lo quieran echar atrás porque venir al hospital a lo mejor es tedioso por el papeleo, pero vienes con la seguridad de que si te pasa algo te internan, te ponen sangre, nada se compara con la tranquilidad que da venir aquí.”
Así se expresa Rebeca, madre de tres hijos, quien a principios de 2008 acudió a un hospital público a interrumpir un embarazo que ni ella ni su esposo planeaban o deseaban. Después de conversar con su pareja decidió que no era un buen momento para tener un bebé, pues no contaban con las posibilidades para mantenerlo y atenderlo como querrían. Rebeca fue una de las 23 mil 233 mujeres que hasta abril de 2009 optaron, por primera vez en la historia del país, por un aborto legal sin requerir de un peritaje o juicio.
En abril de 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó la ley que despenaliza el aborto hasta la semana 12 de gestación. Más de un año después, en una discusión histórica para el avance de los derechos de las mujeres en México, la Suprema Corte de Justicia determinó que tales reformas son constitucionales.
¿Cómo han vivido las mujeres la experiencia de interrumpir su embarazo de manera legal? ¿Qué efectos subjetivos tiene la legalización del aborto en cuanto al reconocimiento de las mujeres como sujetos de derechos?2
Para explorar estas interrogantes, durante 2008 entrevistamos a doce mujeres que acudieron por una interrupción legal del embarazo (ILE) a hospitales públicos del Gobierno del DF.3 En sus relatos, la maternidad se presenta como algo que no se puede cuestionar, tanto que no parece posible enunciar simplemente el deseo de no ser madres. Ya fuera por los hijos que ya tenían o por los que tendrían en el futuro, la decisión de interrumpir se tomó precisamente para ser mejores madres. Se ponderó así la vida real de los hijos contra la vida potencial del embarazo, la relación actual versus la relación futura y posible. El caso de Margarita (18 años), una madre de dos niños pequeños, ilustra esta situación:
“Me preocupo mucho y a veces yo quisiera tener un niño pero me preocupan mucho ellos –sus hijos-, que van a estar descuidados o que ya no los voy a atender igual, ya con otro pues es más difícil y ahora, como le digo, no hay suficiente dinero como para mantener a tres.”
A decir de las mujeres, la seguridad física y legal es el primer efecto benéfico de la despenalización, pues todas conocían –por experiencia propia o de otras mujeres–, las consecuencias del carácter clandestino del aborto, especialmente si no pudieron pagar servicios médicos seguros. Daños corporales, esterilidad e inclusive muerte eran los riesgos más mencionados, además de la dificultad para encontrar proveedores calificados y la angustia por el avance del embarazo, la soledad y el estigma. Además de temer consecuencias legales, relatan abusos económicos y maltrato psicológico. Sabina, (21 años y madre de un hijo) recuerda su experiencia de un aborto ilegal previo:
“Fue horrible porque me sentía sola, sin poderle contar a mi papá, a mi mamá, a nadie. Mi suegra buscó un doctor que consiguió a otro que lo hiciera. Fue muy difícil por tener que estarte ocultando, ocultar tus síntomas, tu malestar emocional y aparte no conocer al doctor, ni a dónde vas a parar. Muy estresante, aparte alguien tiene que hacerse cargo de ti legalmente para que ellos no tengan problema.”
María (25 años, soltera y sin hijos) también compara su experiencia anterior de un aborto ilegal con la posibilidad de ser atendida en un hospital público:
“Si ahora es legal y te lo van a hacer en un hospital te da más confianza, aquí ya son doctores, aquí es más seguro. No creo que ellos pongan en riesgo tu vida por hacer algo mal. Aquí te van a tener en observación y cualquier cosa que se complique aquí mismo la tienen que solucionar.”
Mujeres, titulares de derechos
Es visible aquí otra consecuencia psicosocial de la reforma: mientras que la ilegalidad permite la inseguridad y el riesgo –además de la impunidad de los prestadores–, el carácter público de las instituciones de salud permite adjudicarles responsabilidad sobre el procedimiento y la posibilidad de exigir restitución en caso de daño. Esto no sólo promueve que las mujeres se reconozcan como titulares de derechos, sino que producen un efecto de confianza en la calidad del servicio.
Por otro lado, antes de la despenalización, las mujeres que consideraban el aborto como un pecado sabían que además era un delito, de modo que los ámbitos legal y moral aparecían como una sola norma. A partir de la reforma las mujeres reservan sus reflexiones éticas para su propia conciencia, al tiempo que muchas reconocen que la prestación del servicio es un derecho y lo ejercen como tal. Sabina (21 años y madre de un hijo) señala:

“Antes me sentía mucho peor porque era algo que decías ‘es ilegal’, por algo lo es, ¿no? Por algo es ilegal y yo estoy haciendo algo ilegal. Es más la culpa. En cambio ahorita sí hay culpa porque como sea viene de ti –el embarazo–, pero ya no es tanta como se sentía antes.”
Liz (soltera, 21 años) enfatiza que la reforma permite una decisión individual y que, además, no impone el aborto a ninguna mujer que no lo solicite:
“Esto de que sea legal es una buena opción, porque cada mujer puede tomar su decisión, no depende de nadie, ni de tus papás, ni de tus amigos ni de tu novio, depende de uno mismo. Y más que nada que es legal ya no te tienes que estar escondiendo, corriendo peligro, porque cuando no era legal había mucho más riesgos, mucho más muerte.”Así, la legalización es interpretada por las mujeres como un respaldo y legitimación social a su derecho a decidir sobre su reproducción, de modo que facilita las condiciones para su autonomía y autodeterminación. En este sentido, la ILE parece abonar a un incipiente sentido de ciudadanía. Es por ello que la implementación de la ley conlleva condiciones para posibles redefiniciones de la maternidad, la identidad femenina, la relación con el cuerpo y la apropiación y ejercicio de los derechos reproductivos.
Sin embargo, el reconocimiento de las mujeres como titulares de derecho no sucede automáticamente. Para algunas, la experiencia de la legalidad es una especie de concesión del gobierno, de modo que la ILE se interpreta como un apoyo del Estado, pero no necesariamente como un derecho. La conclusión de Isabel (47 años, madre y abuela) es una muestra de ello:
“Si no hubiera sido legal peor me hubiera sentido, porque si no ¡Imagínese! ¿Qué hubiera hecho yo sin dinero? En estos centros de salud que hay buenos médicos y la atienden a uno bien y todo… ¿Cuántas cosas no hay por fuera? ¿Cuántas mujeres se quedan ahí muertas o se desangran? Entonces la verdad me dolió como ser humano, como persona y todo, pero gracias a ustedes o a todo el gobierno y todo que nos han apoyado, así es.”
Esta distancia entre la práctica y el reconocimiento de sí como titulares de derecho está anclada en las condiciones históricas y biográficas de subordinación que caracterizan la situación de la mayoría de las mujeres en México. En realidad, los derechos reproductivos sólo se realizan plenamente si los sujetos cuentan con las condiciones de posibilidad para ejercerlos.
Si bien el cambio legal no elimina por sí mismo la pobreza, la dependencia económica y la subordinación de las mujeres –mismas que deben ser remediadas por otras acciones dela sociedad y el Estado–, es una condición imprescindible para que las mujeres mexicanas puedan decidir libremente.
1 Ana Amuchástegui y Rodrigo Parrini, Depto. de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana–Xochimilco. Edith Flores es Dra. en Psicología.2 Agradecemos a la Secretaría de Salud del Gobierno del Distrito Federal su apoyo para realizar esta investigación, así como a las mujeres que nos relataron su historia y al personal médico que colaboró con nosotros.3 Este artículo es producto de la investigación ‘Procesos Subjetivos de Ciudadanía: Sexualidad y Derechos Humanos’, Universidad Autónoma Metropolitana- ochimilco/Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), apoyada por la Fundación Ford.


*Publicado en la edición 157 del Suplemento Letra S del jueves 6 de agosto de 2009

jueves, 6 de agosto de 2009

Especismo & Sexismo: ¿cuál es la conexión?




Especismo & Sexismo: ¿cuál es la conexión?





Barcelona - 30/01/2009
Autora: Pattrice Jones
El medicamento Premarin está hecho de la orina de yeguas preñadas. Las yeguas son cruelmente confinadas y sometidas a procedimientos invasivos a lo largo de su gestación para finalmente ser apartadas de sus potros tras del nacimiento. Esta perversión de los ciclos reproductores de las yeguas produce un medicamento perjudicial que se vende a las mujeres, convenciéndolas de que sus propios ciclos reproductores naturales son signos anormales de enfermedad. Comercializado como cura para la menopausia, Premarin perjudica tanto a las hembras equinas como a las humanas, para proporcionar beneficios a una compañía farmacéutica.

Este cruce entre la opresión de las mujeres y la opresión de los animales no es extraordinario. Las mujeres y los animales, junto con la tierra y los niños, han sido vistos históricamente como la propiedad del cabeza de familia masculino. El patriarcado (el control masculino de la vida política y doméstica) y el pastoreo (el cuidado de los rebaños como forma de vida) aparecieron en el mismo estadio histórico y no pueden ser separados, porque ambos se justifican y son perpetuados en base a las mismas ideologías y prácticas.

Tanto las mujeres como los animales han sido considerados históricamente menos inteligentes y más cercanos a la naturaleza que los hombres. Tácticas como la objetivación, la ridiculización, y el control de la reproducción han sido y continúan siendo utilizadas para controlar y explotar tanto a las mujeres como a los animales.


Veamos algunos de los síntomas actuales del malsano cruce entre el especismo y el sexismo:
La leche:
La leche puede ser definida como la explotación de las capacidades reproductivas de la vaca para producir ganancias a la industria lechera. Las vacas son preñadas a la fuerza y de forma repetida para que sus cuerpos produzcan leche destinada a sustentar a sus terneros. Entonces se les roba la leche y los terneros. Las vacas sufren fuertes dolencias físicas, tales como la mastitis, así como el dolor emocional de que sus hijos y su libertad les hayan sido arrancados. Mientras tanto, los productos lácteos son responsables de la insana aceleración en el inicio de la menstruación en las chicas, y están relacionados también con el cáncer de pecho en las mujeres. Así, las glándulas mamarias de las vacas son explotadas para producir un producto que daña las glándulas mamarias de las mujeres.

Violación: Una de cada tres mujeres es asaltada sexualmente a lo largo de su vida — una de cada cuatro antes de alcanzar los 18 años de edad. Los expertos coinciden en que la violación está relacionada con el poder, no con el sexo. La violación se basa en la idea de que mujeres y niños son objetos que se pueden utilizar para obtener placer propio, sin prestar atención a sus deseos o experiencias subjetivas. La misma actitud subyace a las prácticas abusivas hacia los animales, desde los circos a la ganadería industrial. Los animales también son violados, a veces por el placer del violador humano masculino, pero más a menudo para controlar su reproducción para que las empresas obtengan el placer de las ganancias.
Peleas de gallos:
Los estereotipos de roles sexuales hacen daño tanto a los animales humanos como a los no humanos. En las peleas de gallos, la conducta natural de los gallos (que lucharán hasta la muerte para proteger el gallinero) es pervertida para forzarlos a actuar de acuerdo con la idea humana de masculinidad.

Las aves son traumatizadas y lesionadas deliberadamente para hacer que quienes los manejan se sientan grandes hombres. Mueren en estereotipados espectáculos de masculinidad que no tienen que ver nada con la conducta natural de las aves, y mucho con ideas humanas acerca del género. Mientras tanto, los jóvenes humanos también son traumatizados para que se formen de uno modo acorde a las ideas culturales de masculinidad.

Violencia doméstica:
La violencia doméstica es uno de los modos en que los hombres mantienen el control sobre las mujeres, lo niños y los animales en su entorno familiar. La Organización Mundial de la Salud ha identificado la violencia doméstica hacia las mujeres como una emergencia sanitaria global de la mayor importancia. En los Estados Unidos, la violencia doméstica es la primera causa por la que la mujeres acuden a los servicios de emergencias, y al menos dos de cada diez mujeres embarazadas son golpeadas por sus compañeros.
Muy a menudo, la violencia doméstica incluye el maltrato a animales de compañía como una forma de asustar, traumatizar, o controlar a las mujeres. Muchas mujeres se quedan en entornos domésticos peligrosos porque los deteriorados refugios de mujeres no aceptan animales, y tienen miedo de lo que les pueda suceder a sus animales de compañía si les dejan solos con el maltratador. Nadie sabe cuántos animales de compañía han muerto a manos de maltratadores o cuántas mujeres han sido asesinadas al permanecer en sus casas para proteger a sus animales.
Los huevos:
¿Puede cualquiera de nosotros imaginarse la vida de gallinas en batería —¡aves! — amontonadas en jaulas sin suficiente espacio para levantar el vuelo o acostarse cómodamente... incapaces de anidar o de relacionarse con gallos, o de poner huevos en la intimidad? Se les queman las puntas de los picos para que no se picoteen a sí mismas o entre ellas hasta la muerte, presas de la frustración y la infelicidad. ¿Y porqué? Para que las compañías puedan sacar provecho de sus sistemas reproductores: sus preciados huevos. El control de la reproducción es una de las bases tanto del especismo como del sexismo. Verdaderamente, así como las gallinas son específicamente oprimidas para poder explotar sus órganos reproductores, muchos creen que el punto originario del patriarcado fue el control de los sistemas reproductores de las mujeres.
Turismo sexual: A nadie le gusta hablar de ello, pero es verdad. En este momento, en muchos países pobres e incluso en los Estados Unidos, mujeres y niños son literalmente esclavizados por la industria del sexo. Los clientes —hombres que conscientemente obligan a practicar el sexo a niñas, niños, y mujeres que no son libres para negarse a ello, hombres que a veces viajan a otras ciudades o a países extranjeros únicamente para poder comportarse así— son casi exclusivamente de los Estados Unidos y otros países ricos.
Encerradas y violadas a diario, estas mujeres y niños sufren traumas físicos y emocionales inexpresables. Como las gallinas en las fábricas de huevos, muchos son asesinados cuando sus cuerpos están tan agotados por los abusos que ya no resulta provechoso mantenerlos.
Uno de los más básicos principios del movimiento de liberación animal es que no hay diferencia moral entre los animales humanos y los no humanos. Si algo no se debe hacer a los humanos, entonces tampoco se debe hacer a los animales. Y viceversa. Si nos tomamos en serio la liberación animal, debemos trabajar por la liberación de todos los animales, los humanos y los no humanos. Si nos tomamos en serio el feminismo, debemos rechazar el especismo tanto como rechazamos el sexismo. Nadie es libre mientras otros estén siendo oprimidos. Y, si trabajamos juntos, entendiendo la relación que existe entre luchas aparentemente diferentes, entonces algún día todos seremos libres.
Para más información acerca de las conexiones entre el especismo y el sexismo, puedes
Webs:
http://www.farinc.org/
http://www.bravebirds.org/sexism.html
http://www.gsara.uarc.com/
Bibliografía:
The Sexual Politics of Meat: A Feminist-Vegetarian Critical Theory, de Carol J. AdamsReweaving the World: The Emergence of Ecofeminism, editado por Diamond & OrensteinAnimals and Women: Feminist Theoretical Explorations, editado por Adams & Donovan
Fuente: Eastern Shore Sanctuary & Education Center
Traducción: Alicia Martín Melero

¡OJO! ¡Ya viene el 2010!




“Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse,
porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense,
porque necesitaremos toda nuestra fuerza.”


Gramsci

¡Voy a irme al infierno!


Un diálogo del célebre líder indio Mahatma Gandhi (tomado de la película “Gandhi”, 1982, Columbia Pictures):


- Nahari: Voy a irme al infierno! Maté a un niño! Aplasté su cabeza contra una pared.
- Gandhi: Por qué?
- Nahari: Porque ellos mataron a mi hijo! Los Musulmanes mataron a mi hijo!
- Gandhi: Yo conozco un escape del infierno. Encuentra a un niño, un niño cuya madre y padre hayan sido muertos, y críalo como si fuera tuyo.
- Gandhi: Sólo asegúrate que sea un musulmán, y que lo críes como tal.

martes, 4 de agosto de 2009

TALLER DE ORGASMOS SEGUROS EL PRÓXIMO 8 DE AGOSTO EN LA CIUDAD DE MÉXICO



Hola muy buenas noches y madrugadas:


Me permito parafrasear a Julio un compañero del grupo Poliamor en México, para hacerles extensiva la invitación al taller llamado Orgasmos seguros, propuesto para el próximo sábado 8 de agosto, a las 12 del día, aquí en la ciudad de México en la colonia Álamos, a unos pasos del metro Viaducto, (por favor si les interesa escriban al correo poliamorenmexico@yahoo.com.mx, para que les pasemos todos los datos) con una duración mínima de 4 horas y una cooperación de $50 por persona.
El taller es una propuesta para trabajar la sensibilización individual del cuerpo con el fin de dejar de enfocar el placer en la zona genital únicamente, a través de la penetración, sino de encontrar, de forma lúdica y recreativa, un campo más amplio para la obtención de sensaciones ricas, diversas. Ojo: es un taller de aprendizaje, no se trata de ninguna orgía o encuentro sexual. Es para compartir experiencias en la riqueza de los ojos y las palabras, otros modos del cuerpo.
Les reitero que deseamos que este taller sea una sola de muchas propuestas que surjan para encontrarnos, sea en una actividad política, sea en un encuentro temático, en una fiesta lúdica, en un viaje, una salida, una taza de café, una sesión cinéfila. Las posibilidades son amplias, de cada uno de nosotros depende que se concreten. Atrevámonos a reconocernos más allá de la virtualidad, ¿les parece?
Por favor escríbannos y parlemos.
Un abrazo fraterno en la transparencia de la noche.

Gracias Karina por tú palabra y el paso que no tiembla...



DESDE LA INSIGNIFICANCIA



Patricia Karina Vergara Sánchez
pakave@hotmail.com

¿Cómo te atreves?
Insolente.

Pretendes calificarme
sin saber cómo se vive
desde la orilla del acantilado.

Tú, ostentando propiedad
del mundo.
de su idea moral
y del buen proceder.

Te estorbo tanto,
que sería largo
tratar de enumerar,
en exacto,
aquello que juzgas.

Que me he negado
a ser tu musa
o la imagen étnica
que te justifica.
Que me he cansado
de la servidumbre.
Que estoy harta
de la incondicionalidad absurda.

Probablemente,
es porque tomé la opción
de abrir la mirada,
de escuchar mi voz,
de nombrar a mi hermana,
y hube de apropiarme
de mi hacer autonomía.

Entonces, me acusas:

Que soy vanidosa.

Que me falta sabiduría
- para entender tus reglas-.

Que de mi boca salen mentiras
- porque no me puedo tragar tus verdades-.

Porque tomé la palabra.
Porque inventé mi camino.
Me llamas infiel.
Otra vez soy la hereje.
Nuevamente, la pecadora.

Tú, desde la altura iluminada,
sentencias, como si pudieras,
sobre el alma mía,
y me llamas mujer de oscuridad.

Desde tus altares,
ante tus tribunas,
empuñando tu cetro.
Has ordenado desfigurar
la imagen de mi rostro.
Has intentado borrar mi nombre
de los testimonios.

Pero,
no logras el olvido
de mi existencia.

Déjame, Déjame.
Elijo ser la paria.
La infecciosa.
La insuficiente.

Me quedo aquí,
vanidosa,
instintiva,
con mi inteligencia poca,
con mi verdad sombría.

Me quedo aquí,
Sentada en mi soberbia.
Ya que una cosa entiendo.
Una sola, es cierto:

Si ando tan errada;
Si tengo el camino tan perdido;
Por qué insistir en negar
lo que no cuenta.

Por qué tú, desde el poder,
te ocupas de contenerme,
de acosarme, de acorralarme.
Por qué, si soy apenas nada.

Por qué, entonces,
mis preguntas abren grietas.

Por qué si cuestiono yo,
tú y tus jerarquías remojan cimientos.

Por qué, si abro yo la boca,
tú tiemblas