Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

lunes, 27 de mayo de 2013

Mantram



Soy una ménade que no comprende
porque la ausencia inunda cualquier pretexto
de fuego carnoso y cosquilleante.
No tengo banderas,
sólo un tejido que ya no atrapa ni sueños ni confianzas,

sino  decretos de mantram que repiten “ya no estás”.


Melena neurítica

Me llaman ninfa, yo digo nube –si acaso coral- de melena neurítica que sólo quiere dejar de gotear.


Instantánea Penélope

Tres personas, tres situaciones distintas, una misma luna llena como testigo de tres caminos que se unieron: la salida múltiple de raíces, cicatrices de espera, sequedad en la comunicación.



Y no fueron tres tristes tigres tragando en un trigal, sino una temporada donde transpiro trapeadores que tienen la tarea truculenta  y triunfante de tronar mi termo filia  tolonguera que ya no tararea trovas en el tubérculo tumefacto, sino toca con tuba una trilogía tiznada de tristeza transformista que añora el trío de los tres tigres tragadores y traviesos.