Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

miércoles, 26 de marzo de 2008

POLIAMOROSOS SOMOS Y EN EL CAMINO ANDAMOS

Salud y buena vida:

Por acá les dejo de la galeria de yotube, un breve pero jugoso video poliamoroso sobre los que los medios de comunicación allá en España le llaman moda, nosotros poliamorosos, le llamamos convicción, modo de vida, disidencia amorosa, libertad, en fin!! poliamorosos somos y en el camino andamos.

Y tú...¿El modo en que amas y te desarrollas en pareja, es el que decidiste?
Monogamia: ¿convicción o imposición?
http://mx.youtube. com/watch? v=rlwZkOz6- jo


Y además la invitación para escuchar el primer programa de radio por internet en latinoamérica: La casa de los 1000 cuartos, y que se transmite todos los jueves a las 7.pm. en Radio mente abierta:

http://radiomenteabierta.com/ lacasa/

Y visita también el grupo de discusión virtual en méxico, sobre el amor libre y los tópicos poliamorosos:

http://mx.groups. yahoo.com/ group/poliamor_ en_mexico

Salud. Por que amar puede ser un asunto de mas de dos...

ESBOZOS SOBRE LA IDEOLOGÍA EN LA BIOLOGÍA: LOS DISCURSOS OPRESORES DEL DETERMINISMO BIOLÓGICO



COESBOZOS SOBRE LA IDEOLOGÍA EN LA BIOLOGÍA:
LOS DISCURSOS OPRESORES DEL DETERMINISMO BIOLÓGICO.

PRESENTA: DIANA MARINA NERI ARRIAGA.


INTRODUCCIÓN:

¿Hasta qué grado lo que hacemos está condicionado genéticamente o por nuestra formación y experiencia? ¿Cultura vs. Naturaleza? ¿Naturaleza vs. Cultura? ¿Es posible hablar sobre algún determinismo que “signifique” la vida humana? ¿Tenemos una naturaleza humana?
Nos encontramos ante viejos debates que no dejan de nutrirse de nuevos elementos de ambos lados[1], y que particularmente le interesa mucho a ciertos discursos de la ciencia la cual parece ha encontrado claves en las vertientes de optimismo y el desencanto social, ya que por un lado hay recientes descubrimientos en materia de ADN y en particular del campo de la genética, pero también por otro hay un creciente y terrible desinterés en diversos campos educativos por discernir y reflexionar en torno a lo humano, asentando y dando por determinados algunos supuestos que siempre requieren de nuevas interpretaciones y revisiones, y que contribuyen específicamente a confirmar discursos enajenantes.

En la postura que abrazan los biologicistas, se establece que somos seres naturales, y tenemos intrínsecamente una “naturaleza humana” es decir, que el efecto social sobre una persona no tiene un valor intrínseco, sino que estos se miden por los parámetros de su potencial inherente, genético, para la adaptación. Los efectos de la cultura, de la sociedad, sobre sus acciones y su personalidad social son resultados secundarios que provienen de las probabilidades que su organismo le confiere naturalmente.
Sin embargo, lo que en este debate Naturaleza y Cultura me parece profundamente cuestionable, es que dentro de los discursos de atender a la “naturaleza humana” particularmente desde el siglo XIX existe una tendencia cada vez más grande del pensamiento biologicista traducido ahora en sociobiología, que centra su estudio en lo que los pensantes del tema llaman: "las bases biológicas del comportamiento social". Desde este enfoque, y cito un articulo interesante al respecto, “se interpreta el comportamiento humano atendiendo exclusivamente al sustrato biológico de las personas”[2] Y si bien, no se soslaya la importancia madre del campo natural y por ende biológico que conforma al ser humano, este es solo uno de los tantos elementos que nos permite dar cuenta de la singularidad humana, pero que ahora algunos discursos científicos que se han institucionalizado y colocado por ende en el campo de dominación, se insertan eficazmente en el campo de saber-poder-verdad.

¿CUÁL ES EL POSICIONAMIENTO DEL DISCURSO CIENTIFICO
EN RELACIÓN AL DESARROLLO DE LA CONDICIÓN HUMANA?

También existen científicos empeñados en hacer decir a la ciencia lo que ella, en cuanto tal, no puede decir; en ese caso la instrumentalizan y la subordinan a preconceptos filosóficos.[3]

Nos encontramos en un espacio escolar de nivel bachillerato en la Ciudad de México donde se desarrolla la asignatura de Ciencias de la Salud, el profesor lanza dos preguntas: ¿La violencia es natural o cultural? ¿Quiénes son más violentos hombres o mujeres? Las respuestas vienen en cascada y la mayoría de éstas afirman en síntesis que “…Los humanos son violentos desde siempre, y en particular los hombres, haciendo especial énfasis a los “hombres barbaros” o “aborígenes” pues tienen necesidad de “cazar” y tener “propiedades”, ya que por “naturaleza” las mujeres no son violentas dado a que son madres y poseen un “instinto maternal” que las hace protectoras.”[4]


Resultado: Determinismo biológico traducido en sexismo y racismo.


Y, no se trata de los detentadores del poder que se cobijan en determinados tipos de discursos científicos, sino de jóvenes que alimentan sus criterios a partir de los medios de comunicación, los decires populares, el área de enseñanza básica en el campo de las ciencias naturales y en ese momento, cuando el profesor no interpela al estudiante y le brinda nuevos elementos de discusión, sino que asiente y agradece la participación continuando la cátedra, es ahora su profesor extensor y cómplice de sus determinismos y derivaciones ideológicas.
¿Pero… la ciencia ha legitimado estos discursos? ¿Qué tipo de ciencia avala el determinismo biológico?
Hemos mencionado ya, que la primera mitad del siglo XIX es un momento clave en la historia de occidente, en el sentido de la expansión de las ideas que justificaban las desigualdades sociales basándose en las diferencias biológicas entre las personas, teorías que han recibido el nombre de “determinismo biológico”, pero como siempre en el campo de la resistencia emergieron otras voces que afirmaban que el ambiente y las condiciones sociales en que los individuos se desarrollaban eran responsables de gran parte de esas diferencias; a esos detractores del determinismo biológico se les llamo en consecuencia, “ambientalistas”.


Cito:


Los ambientalistas eran de ideología progresista, es decir, partidarios de la construcción de una sociedad que no favoreciese la aparición de las grandes desigualdades sociales existentes y, en una época en la que las diferencias ideológicas parecían bastante claras, los deterministas, es decir, los partidarios de la idea de que el orden social es una manifestación de la naturaleza intrínseca del hombre y, por tanto, inmutable, se autodenominaban, sin ningún pudor, conservadores.[5]

Ahora bien, el contexto político y social de la Inglaterra del siglo XIX, permite también atender el texto escrito por el prestigioso economista Thomas Malthus quien en pleno auge de la revolución industrial, de la expansión colonial británica y de la consolidación del liberalismo económico, publica en 1798 y amplia en 1803 su texto celebre: “Ensayo sobre el principio de población” quien afirma que el crecimiento geométrico de la población en un mundo en que los medios de subsistencia crecen aritméticamente impondría necesariamente una “lucha por la supervivencia“. La economía traducida a la geometría y, que reúne en conjunto con los textos de su contemporáneo Spencer quien habla del principio económico de la “supervivencia del más apto“, es que encontramos las novedosas interpretaciones Darwinianas traducidas al campo social y como la Selección Natural salta como un motor de progreso evolutivo, y, por extensión, de progreso social. La biología a la Ideología.

Los recientes y rigurosos estudios del registro fósil, han puesto de manifiesto que las especies existen sin cambios, o con cambios poco importantes durante millones de años y que los que sobreviven no son “los más aptos” sino simplemente los aptos, es decir, los individuos normales. En este contexto, los cambios evolutivos han mostrado ser unos procesos muy bruscos y de una gran complejidad morfológica, al afectar, simultáneamente a muchos caracteres interdependientes (proceso inevitable, ya que los hipotéticos pasos intermedios o “eslabones perdidos” que se han buscado infructuosamente desde mucho antes de la “Teoría Darwinista”, serían inviables).[6]

Y así llega el siglo XX y el uso de la Genética mendeliana.


Un ejemplo de aplicación: En 1930 las leyes eugenésicas se habían establecido en 31 estados del país del norte con la consecuencia de la esterilización, según cifras oficiales de más de sesenta mil personas. Uno de los más tempranos frutos de dichas leyes, se vieron en la ignominia de la Alemania nazi, ya que la idea de superioridad de unos hombres sobre otros y el concepto hereditario de la naturaleza humana son fundamentales para las ideologías fascistas.


Con la promulgación de la “Ley de Sanidad Genética”, el 13 de julio de 1933 en Alemania, se esterilizó a más de doscientas cincuenta mil personas durante su período de vigencia.


Pero leamos directamente al premio nobel de Fisiología o Medicina Konrad Lorenz[7], que dice cuando ya estaban en marcha las prácticas genocidas:


En el proceso de civilización, hemos perdido ciertos mecanismos innatos de liberación que normalmente persisten con objeto de mantener la pureza de la raza: alguna institución humana debe seleccionar la fortaleza, el heroísmo, la utilidad social,… si es que el sino de la Humanidad, carente de factores selectivos naturales, no va a ser la destrucción por la degeneración que el proceso de domesticación lleva consigo. La idea de raza como base del estado ya ha obtenido buenos resultados en este respecto.[8]

Dentro de esta rapidísima y somera revisión histórica es importante resaltar la época de los setentas en particular con la entrada de la Sociobiologia que encontró abrigo en las aseveraciones de Wilson[9] un experto en hormigas, que hace un análisis de las diferentes especies sociales desde la perspectiva de la biología evolucionista, incluyendo entre los objetos sobre los que recae su estudio al hombre. Su pretensión es dar una explicación biológica de lo que hasta entonces se encuadraba en los campos de las ciencias sociales y en las humanidades, así como las discusiones que giraban en torno a estas: la ética, la estética, la economía, los problemas de la guerra, el campo de la homosexualidad, el ejercicio de la dominación masculina, etc.[10]


El campo de recibimiento para Wilson ya era amplio, se encontraba en boga la Etología Popular, a través de Desmond Morris y sus textos: El mono desnudo y El zoo humano, estudios que siempre son referencia de discusión, así como el citado Lorenz y sus estudios sobre la agresión, además de Ardrey (La evolución del hombre: la hipótesis del cazador; El génesis africano) Tiger y Fox.
Este movimiento introdujo con gran éxito el análisis del hombre como un animal, perteneciente a la especie Homo Sapiens, y, por tanto, como inserto totalmente en el curso de la evolución biológica. Justificando los comportamientos como la agresividad, la dominación masculina, desbordándose un estudio estrictamente biológico para empezar a usar la biología como una legitimadora de ciertos aspectos ideológicos y culturales de nuestra sociedad.
Para concluir en este sentido, se define a la Sociobiología[11] como la pretensión de convertir las explicaciones de cualquier fenómeno humano en una rama de la biología, y, en un paso más radical, de la genética.


Veamos un breve fragmento del libro referido:


Si se toma la decisión de moldear las culturas para que se adapten a las necesidades del estado ecológico estable, algunos comportamientos pueden ser modificados experimentalmente sin causar daño emocional o pérdida de creatividad. Otros comportamientos no pueden modificarse. La incertidumbre que existe en torno a este tema implica que el sueño de Skinner de una cultura prediseñada para la felicidad tendrá seguramente que esperar a la nueva neurobiología. También deberá esperar a la aparición de un código de ética genéticamente exacto y, por lo tanto, absolutamente justo.[12]

He aquí los elementos clave que permiten excusar o justificar la desigualdad, la exclusión, la opresión y todas las otras negaciones de la otredad en el campo social, económico, político, cultural, etc.


Es muy sencillo y otra vez lo constatamos: pasar de la biología a la ideología.[13]


La ciencia con su principio de autoridad que se legitima a través de los dispositivos que llamaría Foucault saber/poder, ha promovido con buen éxito dado los otros instrumentos ideológicos de los que se apoya, diversas imágenes basadas precisamente en aspectos “biológicos” de las sociedades, como las cuestiones de género, racismo y clase social.


Otro Ejemplo: Cuando en los medios de comunicación, un prestigioso científico llega a afirmar solemnemente que se ha encontrado “el gen” que determina que la madre sea cuidadosa con sus hijos, y que ese “gen” se hereda por vía paterna, se causa un gran revuelo por “ese descubrimiento” ya que sustenta al patricarcado para justificar su dominación contra las mujeres, apelando al “orden natural” para hablar del instinto materno, la provisión masculina y de la importancia de que las mujeres “se guarden en la vida privada” para mantener incólume así, el cuidado hacia sus hijos.


Y de ahí, podríamos hablar del “gen” de la homosexualidad, de la pertenencia a tribus urbanas, del perfil que conforma al “criminal”, etc.


Estos son dispositivos cifrados que fijan estereotipos basados en un orden biológico natural donde por ejemplo mujer es pasiva, y etc, etc, a diferencia de los hombres que se espera que actúen como activos supuestamente dado a su dotación biológica de “osadía e inteligencia” para enfrentar las adversidades y rigores del mundo del trabajo.


O bien estos determinismos permiten la categorización de los países y sus poblaciones, o de las clases sociales, según un estereotipo que va equiparando riqueza, con superioridad, con dotes intelectuales, con sexo masculino, con raza blanca, con civilización, con urbanismo, con baja fecundidad y contraponiéndola a pobreza, inferioridad, bajo cociente intelectual, sexo femenino, razas negras o amarillas, a lo rural, a alta fecundidad.


Es importante citar a Frank Dikötter, refiriéndose a la historia de la eugenesia y del racismo:
Es el movimiento cultural y social más importante del siglo XX, íntimamente ligado a ideologías de raza, nación, sexo, íntimamente engarzado con el control de la población, la higiene social, los hospitales estatales y el Estado de bienestar.[14]

Ese marco ideológico-doctrinario que conforma todo el paradigma de la modernidad, es adoptado por muchos discursos científicos predominantes en nuestros días, discursos que además responden a un lógica de mercado, aquella que siempre supedita a los humanos, o la naturaleza al campo del poder y la riqueza.


Precisamente el paradigma vigente que ha dominado nuestra cultura durante varios siglos y que ha ido formando la sociedad occidental moderna influyendo y dominando en el resto del mundo consiste, entre otras cosas, en la visión del universo como si fuese un sistema mecánico compuesto de bloques elementales; en la visión del cuerpo como si fuese una máquina; la visión de la vida social como si tuviese que ser forzosamente una lucha competitiva por la existencia; en el credo del progreso material ilimitado, que debe alcanzarse mediante el crecimiento económico y tecnológico; en la creencia de que el sometimiento de la mujer al hombre es consecuencia de una ley básica de la naturaleza; la aniquilación de un pueblo sobre otro, de una especie sobre las otras y del aprendizaje de la naturaleza solo para allegarse de los mecanismos efectivos para utilizarla y “(...)lograr el dominio integral de ésta y de los hombres. Ninguna otra cosa cuenta”.[15]

TRISTES EJEMPLOS DE DOMINACIÓN EN EL CAMPO CIENTÍFICO A PARTIR DE LA DETERMINACIÓN NATURAL EN LOS SERES HUMANOS:
UNA PROBADITA DE RACISMO Y SEXISMO.


Una frase común y evidentemente coloquial: “¡¡Ah!! Lo lleva en los genes”… o “Hijo de tigre, pintito”. Ideas que se asumen sin discusión y forman parte de nuestra cotidianidad.


No haremos aquí una polémica para establecer en términos biológicos si la herencia es o no determinante[16], sino más bien atendamos sus resultados ideológicos, ya que por ejemplo cuando se habla de herencia biológica en campos sociales, al mismo tiempo se establece un estudio sobre las razas, y la capacidad “genética” que diferencian a los pueblos y que permiten “civilizaciones” o “barbarismos”, encontrando que tales estudios ubican que los “pueblos o razas” han “evolucionado” como resultado de la adaptación dirigida por la Selección natural. Es decir, los pueblos colonizados “se merecen su dominación” pues no son precisamente los más “aptos en la adaptación” de acuerdo a la “ley del más fuerte”, y los que triunfan, los que escriben la historia oficial, los que ahora gobiernan el mundo gracias a los dictados del mercado internacional, es precisamente porque se desarrollan “como los más aptos”, además gracias al afán de dominio y defensa de territorio es que la guerra y la xenofobia pueden ser “biológica- ideológicamente” justificadas.


Desmond Morris así lo constata: “La existencia de individuos poderosos y dominantes que gobiernan despóticamente al resto del grupo es u fenómeno muy extendido entre los primates superiores [...] Tal vez sean déspotas, pero desempeñan también otro papel, el de guardianes y protectores.”[17]


Un horror que abre puertas a los esencialismos con careta de racismo, justificación de la pobreza, la xenofobia, la territorialidad, el conformismo, la religión, etc, ya que son perfectamente explicables en términos adaptativos.


Hablemos muy brevemente del texto publicado en 1976: El gen egoísta del zoólogo británico Richard Dawkins. En dicho estudio se afirma que la unidad de la evolución es “el gen” (posteriormente ampliado a “o fragmento de ADN”), cuyo objetivo es “alcanzar la supremacía sobre los otros genes”.


Mi propia creencia es que una sociedad humana basada simplemente en la ley de los genes, de un egoísmo cruel universal, sería una sociedad muy desagradable en la cual vivir. Pero, desgraciadamente, no importa cuánto deploremos algo, no por ello deja de ser verdad... si el lector desea, tanto como yo, construir una sociedad en la cual los individuos cooperen generosamente y con altruismo al bien común, poca ayuda se puede esperar de la naturaleza biológica.[18]

En este sentido, los organismos, seríamos utilizados por los genes como “máquinas de supervivencia”, y las relaciones entre los seres vivos se producirían guiadas por el principio: “Toda máquina de supervivencia es, para otra máquina de supervivencia, un obstáculo que vencer o una fuente que explotar”.


En esta misma línea de ideas, lo mismo sucede en el caso de la llamada “inteligencia”, donde es común que se la conciba como un don, algo que algunos tienen naturalmente y otros no, donde la herencia de cada sujeto, condiciona el grado de desarrollo de determinadas potencialidades, producto de la interacción con el ambiente y el entorno social. Cabe citar a Broca en su comparación con el tamaño de los cerebros del hombre y de la mujer, y su conclusión de que los hombres eran más inteligentes que las mujeres debido a la diferencia de peso. Elementos que muchos años fueron parte de las enseñanzas académicas y que aún cuando ya ha sido eliminada, continúa siendo parte del imaginario popular.


Aquí algunas de las conclusiones de Broca:


En general, el cerebro es más grande en los adultos que en los ancianos, en los hombres que en las mujeres, en los hombres eminentes que en los de talento mediocre, en las razas superiores que en las razas inferiores... A igualdad de condiciones, existe una relación significativa entre el desarrollo de la inteligencia y el volumen del cerebro.[19]

Un ultimo ejemplo, la medición de la “inteligencia” que permite distinguir a los seres de acuerdo a lo que se considera la “diferencia genética” entre los individuos y que otra vez los coloca en ámbitos de jerarquización. Es a principios del siglo XX cuando Alfred Binet publica el primer test de inteligencia y que desde ahí se aboga por ser utilizado como un instrumento diagnostico.


Posteriormente el test Binet, fue “mejorado” por las mediciones de Lewis Terman quien señalaba y “justificaba” el “bajo nivel de inteligencia de “algunos” grupos:
Es muy común entre las familias hispano-indias y mexicanas del sudoeste y también entre los negros. Su torpeza parece ser racial o, por lo menos, inherente a los linajes familiares de los que provienen... El que esto escribe predice que... se descubrirán diferencias raciales enormemente significativas en cuanto a inteligencia general, diferencias que no pueden suprimirse mediante ningún esquema de cultura mental. (…) Los niños de este grupo deberían ser separados en clases especiales... No pueden dominar las abstracciones, pero a menudo pueden ser convertidos en trabajadores eficientes... Hoy en día no hay ninguna posibilidad de convencer a la sociedad de que no se les debería permitir reproducirse, aunque desde un punto de vista eugenésico constituyen un grave problema a causa de su reproducción extraordinariamente prolífica.[20]

¿Más ejemplos? Existe una lista infinita, el finito es el espacio de desarrollo del presente texto.

ALGUNAS POSIBLES IN-CONCLUSIONES


Definitivo. El determinismo biológico no puede usarse como base, verdad, única interpretación, instrumento de poder que perfectamente sustenta los vericuetos de las ideologías capitalistas de nuestros tiempos.[21] El estudio de la singularidad humana, el sustrato de la subjetividad en sus inconmensurables vertientes, las sociedades humanas, la cultura, las culturas son también importantísimas en el intento de entender la experiencia de la condición humana. Nótese. No se trata de la preponderancia de la cultura ahora sobre la naturaleza, no de la sustitución de un determinismo biológico a un determinismo cultural, cualquier reduccionismo es un peligro. Y tenemos tantos peligros ya. ¡La humanidad ya pide auxilio!


El determinismo cultural extremado es tan absurdo como su gemelo biológico. Por supuesto, ni los deterministas biológicos ni los culturales desean, en modo alguno, excluir por completo la significación del otro.[22]

Si nos quedáramos con ahora solo explicar a las sociedades como entes que existen por si mismos y considerar a los individuos como meras células sociales, moldeables, intercambiables y prescindibles estamos tentando también al totalitarismo, desplegando nuestra soberbia y las consecuencias especistas que indignamente desarrollamos.


Pero apuntar las connotaciones ideológicas que se encuentran insertas en los determinismos biológicos es una tarea urgentísima si pretendemos iniciar un camino de respeto a horizontes de comprensión distintos, si creemos que la tarea de la solidaridad y colectividad humana aún es posible; si resistimos a la terrible tentación del poder que coloca a unos sobre otros y que ha llevado a los humanos al punto de la devastación donde no hay retorno y donde la fragilidad de la condición humana está palpable. Cuestionar los dobles discursos, la imposición, el control, la opresión, las relaciones de poder en cualquiera de sus formas, desentrañando sus juegos e intentando romper sus alcances, puede permitir nuevas fracturas a la razón instrumental, golpes incesantes a la ideología dominante; reflexionar sobre estas cuestiones permite sencillamente que quepa la posibilidad concreta de que mujeres, homosexuales, indígenas, transexuales, poliamorosos, niños, bisexuales, migrantes, campesinos, sexo servidoras, amas de casa, obreros, lesbianas, en fin, los humanos singulares y diversos, quepan en un mundo donde participen muchos mundos. Ahí está la apuesta.

BIBLIOGRAFÍA GENERAL CONSULTADA:

Ardrey Robert, La evolución del hombre: la hipótesis del cazador, Alianza Editorial, 1976.

Basso Domingo O.P., Nacer y morir con dignidad, Sudamericana, Argentina, 2006.

Damasio Antonio, El error de Descartes, Crítica, 1994.

Desmond Morris, El zoo humano, RBA, 1993.

---------- El mono desnudo, Plaza & Janés, 1969.

Dawkins Richard, El gen egoísta, Biblioteca científica Salvat, 1993.

E. O. Wilson, Sociobiología: la nueva síntesis, Omega, 1975.

Horkheimer, Max, Adorno W. Theodor, Dialéctica del Iluminismo, Sudamericana, Buenos Aires, 1980.

Lewontin, Rose y Kamin, No está en los genes. Crítica del racismo biológico, Grijalbo, 1984.

Lorenz, K. (1940), "Durch Domestikation Verursachte Störungen Arteigenen Verhaitens". Citado por Cloud, W.: "Winners and Sinners". The Sciences, Traducción Israel Lugo Hernández . 1973, E.U,

Peisajovich Barbara, La teoría de la evolución Una propuesta de abordaje a la dimensión social de la biología, s.d.

Stephen Jay Gould, La falsa medida del hombre, Crítica, 1981.

Scott F. Gilbert, Biología del desarrollo, Editorial Omega, 1985.

Sober Eliott, Filosofía de la biología, Alianza, 1996.

Varela Álvarez Violeta, “Sociobiología” en Catoblepas, revista critica del presente, numero 14, abril 2003. En 2003 www.nodulo.org

[1] Las disciplinas que permiten argumentar en torno a la cultura son las humanidades y las ciencias sociales, así como diversas conexiones interdisciplinarias en este sentido, y por otra parte quien abogan por la naturaleza humana nutren sus discursos de la sociobiología y el reduccionismo.
[2] Peisajovich Barbara, La teoría de la evolución Una propuesta de abordaje a la dimensión social de la biología, en http://www.correodelmaestro.com/anteriores/2006/enero/2nosotros116.htm
[3] Basso Domingo O.P., Nacer y morir con dignidad, Sudamericana, Argentina, 2006. p. 18.
[4] Versión estenográfica de un estudiante de sexto semestre de bachillerato en el Colegio de Bachilleres, Plantel 10, Pantitlan, México, D.F., agosto 2007.
[5] Sandin Domínguez Maximo, La falacia de “Los Genes” del Comportamiento Humano, en http://www.iieh.com/sociedad/articulos_sociedad01.php
[6] Ibidem
[7] Recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1973, compartido con Nikolaas Tinbergen y Karl R. von Frisch los tres zoólogos, y todos trabajando en el estudio del comportamiento animal.
[8] Lorenz, K. (1940): "Durch Domestikation Verursachte Störungen Arteigenen Verhaitens". Citado por Cloud, W.: "Winners and Sinners". The Sciences, Traducción Israel Lugo Hernández . 1973, E.U, págs,16-21.
[9] 1975 se publicó el libro “Sociobiología: la Nueva Síntesis” del Catedrático de Zoología de Harvard E.O. Wilson.
[10] http://www.nodulo.org/ec/2003/n014p09.htm
[11] Un antecedente: la frenología Empezó sus días como organología y fue fundada por Franz Joseph Gall a finales del siglo XVIII. Tuvo éxito primero en los círculos de Viena, Weimar y París y luego en Norteamérica donde fue introducida por Joham Caspar Spurzheim. Contenía ideas novedosas para la época, como la de que el cerebro era el órgano del espíritu. Afirmaba también que el cerebro era un agregado de muchos órganos, cada uno de los cuales tenía una facultad psicológica específica (la especialización del cerebro es en la actualidad un hecho bien confirmado). Afirmaba también que cada órgano cerebral separado generaba facultades mentales que eran proporcionales al tamaño del órgano, o que todos los órganos y facultades eran innatos.
[12] E. O. Wilson, Sociobiología: la nueva síntesis, Omega, 1975, Pág. 67.
[13] Se pueden distinguir al menos tres fases en el proceso de formación de la ideología del determinismo biológico:
1. Afirmar que las desigualdades sociales son una consecuencia directa e ineludible de las diferencias entre los individuos en habilidad y mérito intrínsecos. 2. El determinismo biológico considera que tales triunfos o fracasos de la voluntad y del carácter están codificados, en gran parte, en los genes del individuo. 3. Afirmar que la presencia de tales diferencias biológicas conduce por necesidad a la creación de sociedades jerárquicas. En Varela Álvarez Violeta, “Sociobiología” en Catoblepas, revista critica del presente, numero 14, abril 2003. En 2003 www.nodulo.org
[14] Dikotter Frank citado en http://www.revistapersona.com.ar/Persona11/11Ramella07-1.htm
[15] Horkheimer, Max, Adorno W. Theodor, Dialéctica del Iluminismo, Sudamericana, Buenos Aires, 1980, p, 17.
[16] Hoy sabemos que las características morfológicas y fisiológicas de los humanos se heredan de una forma compleja, difusa y, a veces, sorprendentemente variable. También sabemos que el funcionamiento y la plasticidad del cerebro humano aún es un misterio, pero que la enorme complejidad de su actividad está muy modelada por las influencias recibidas por el individuo a lo largo de su vida, incluidas las etapas finales del desarrollo prenatal. También se ha comprobado que, dentro de cada población, existen diferencias en las capacidades física e intelectual (aunque especialmente ésta última no se puede valorar sin conocer totalmente la historia individual).
[17] Desmond Morris, El zoo humano, RBA, 1993. Versión en línea. http: www.zoohumano.org
[18] Dawkins Richard, El gen egoísta, Biblioteca científica Salvat, España, 1993, p, 90.
[19] Broca Paul, citado por Varela Álvarez Violeta, “Sociobiología” en Catoblepas, revista critica del presente, numero 14, abril 2003. En 2003 http://www.nodulo.org/. Op. cit
[20] Terwan Lewis, ibidem,
[21] Pasar por alto este aspecto significa desconocer las propiedades emergentes de los sistemas complejos como lo son las sociedades humanas. Para dar una idea de lo que las propiedades emergentes de un sistema implican, podríamos pensar en uno de los compuestos más sencillos que existen: la molécula del agua. Al analizar sus componentes por separado, no podríamos suponer las características que adquieren al reaccionar ya que nada hay en el hidrógeno o en el oxígeno que, al combinarse, nos permita inferir las cualidades del agua. Siguiendo el mismo razonamiento, buscar la especificidad de lo humano en la dimensión biológica envuelve un reduccionismo y un error metodológico, puesto que se vinculan dos niveles de análisis: el del organismo humano como entidad biológica y lo que cada cultura caracteriza como lo propio y específico de lo humano que, por definición, sólo ocurre en la interacción social. Se trata de un fenómeno complejo en el que es posible reconocer fenómenos físicos, químicos, biológicos, psicológicos y culturales, donde cada uno aborda una determinada dimensión de la realidad pero ninguno la agota. En Peisajovich Barbara, La teoría de la evolución Una propuesta de abordaje a la dimensión social de la biología, En: http://www.correodelmaestro.com/anteriores/2006/enero/2nosotros116.htm
[22] Lewontin, Rose y Kamin, No está en los genes. Crítica del racismo biológico, Grijalbo, 1984, s.p.

martes, 25 de marzo de 2008

NOS TIENEN MIEDO PORQUE NO TENEMOS MIEDO

...Hasta que vayan por tú hermano, madre y/o amigo, ¿te darás cuenta que lo que en los medios oficiales de información, y todos los aparatos ideológicos del Estado, nos tienen presos de mil maneras? Las muertes y apresamientos de activistas sociales y políticos alcanzan una tasa no vista en casi cuatro décadas. (más de 500 presos políticos y de conciencia en el país) No sólo están los casos televisados de Oaxaca, Atenco o el siderúrgico Lázaro Cárdenas. Están muchos más en las comunidades zapatistas de Chiapas, Matamoros, Ciudad Guzmán, la sierra trique, etc, etc. Además, la represión "selectiva" tiene que ver por supuesto con la discriminación, con la “diferencia”: jóvenes punks, homosexuales, emos, estudiantes, indígenas, transexuales, poliamorosos, mujeres, jóvenes, bisexuales, niños de la calle, desempleados, campesinos y también los largos etcéteras ( y todo bajo el pretexto de su “indumentaria” y “comportamiento”) Un dato es el crecimiento exponencial de conductas aberrantes (supuestamente cumpliendo órdenes, o "permisos" avalados por la facciosa ley) de las policías en capitales y municipios, a lo que se agregan hostiles custodios, agentes del Ministerio Público y jueces: violaciones, vejaciones, tortura, amagos de muerte y por supuesto injustos encarcelamientos.

Por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los rinones
todas estas llagas hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durisimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre.
FRAGMENTO MARIO BENEDETTI.

lunes, 24 de marzo de 2008

PETICIÓN A LA SOLIDARIDAD

Compañeras, compañeros, los invitamos a participar en una campaña de apoyo solidario con doña Magdalena García Durán, quien estuvo presa durante más de un año a partir de mayo de 2006. Magdalena es una de las 206 personas que fueron detenidas, violentadas y golpeadas salvajemente por la Policía Federal Preventiva durante la agresión al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra en Texcoco y San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006.

Desde que salió de prisión hace seis meses, doña Magdalena no ha podido trabajar porque ya no se le permite vender en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Es por ello que ha decidido rifar uno de los cuadros que bordó en punto de cruz durante los meses que estuvo presa. Los cuadros a rifar son siete y el o la ganadora podrá escoger el que más le guste, además de que se le entregará enmarcado. La rifa se hará el 10 de mayo y quien sacará el boleto ganador será la misma Magdalena y se subirá a la página http://mujeresylase xta.org el video de este momento.

El costo de boleto es de $50 pesos mexicanos ($5 U.S.Dls) y la rifa será de 250 números. Proponemos que en el caso de las organizaciones se compren paquetes de 10 ó 20 boletos, para ayudar a nuestra compañera que fue declarada presa de conciencia del Gobierno Mexicano por Amnistía Internacional.

Les mandamos el vínculo para que vean un video con las palabras de Magdalena explicando el porqué de la rifa e invitándoles a ayudarla una vez más, ya que la primera fue para sacarla de la cárcel. También pueden consultar aquí el catálogo de las obras de las que podrán escoger en caso de ser ganador@s.

Confiando en que apoyarán a nuestra compañera, les pedimos que nos informen cuántos y cuáles boletos querrán y nosotras les mandamos el número de cuenta a dónde depositar y la confirmación de los números que adquirieron.

Les pedimos que manden esta información a otras organizaciones e individu@s, de manera que podamos vender todos los boletos.

Reciban un sincero abrazo para toda la lista de correos de nuestro grupo.

Mujeres y la Sexta DF-EdomexAbajo y a la Izquierda con Todo el Corazónhttp://mujeresylase xta.org

viernes, 21 de marzo de 2008


¡No estamos todes, faltan los y las presas políticos!

Monitoreo por los presos políticos en Chiapas
Indymedia Chiapas

En los penales de Chiapas hay alrededor de cien personas privadas de su libertad por razones políticas. Hace dos años, a raíz de la convocatoria zapatista a sumarse a la Otra Campaña, los presos políticos del Cereso número 14 El Amate, todos indígenas tzotziles y tzeltales, se organizaron en un plantón permanente para exigir su libertad. La mayoría de ellos se reúnen en la organización llamada Voz del Amate, otros se coordinan con ellos aún formando grupos diferentes.

Actualmente los presos políticos del Cereso 14 han empezado una huelga de hambre indefinida como última acción para reclamar los derechos que el gobierno del Estado de Chiapas les ha violado al momento de su injusta detención.El primer preso que entró en huelga de hambre es el señor Zacario Hernández Hernández, que lleva ya 22 días de huelga, la mayoría de los otros presos se han sumado a la huelga a partir del día 25 de febrero, cuando la Presidente de la Magistratura Superior del Estado anuló una cita concretata en el palacio de Govierno de Tuxlta para resolver los casos de esos prisioneros. Ahora son 14 los presos en huelga, más dos presas del brazo femenino que están apoyando con ayuno y oraciones.

jueves, 20 de marzo de 2008

¿será?

Los escritores y los artistas podrían desempeñar, en la nueva división del
trabajo político –o, para ser más exactos, en la nueva manera de hacer
política que hay que inventar–, un papel absolutamente insustituible:
otorgar fuerza simbólica, a través del arte, a las ideas y los análisis críticos, y dar una forma sensible a las consecuencias invisibles de las medidas políticas inspiradas en las filosofías neoliberales.
(Pierre Bourdieu)

Es ahora tiempo de infamias...

El tiempo de la infamia es también el tiempo de la solidaridad.
Quien espera salir alguna vez, también espera
haber aprendido
a desnudarse
y aceptar discretamente
que el abono fue
siempre será doloroso
y nunca se está
en la vida jamás se está
de veras… solo
EDUARDO GALEANO

Te amo porque estas lejos...


Eres la herida abierta que cada vez sangra más,

eres la evocación del deseo más profundo,

eres las posibilidades de un invierno árido y por ello, profundamente cálido,

eres el espejo latente que se me asoma incontenible,

eres el hombre que amo y por el que podría morir,

eres y estas en los pasos inciertos, me abrazas el aliento.

Te necesito y por ello me marcho…

SI ESTO ES UN HOMBRE: PRIMO LEVI


¿Qué es un ser humano?
Muchos lo llaman un ser racional, no creo que el hecho de matar por la diferencia de una lengua, una religión , una nacionalidad y hasta por un color de piel llegue a ser racional.

El ser humano, es un animal que a veces reacciona a través de estímulos; que tiene la capacidad de elegir, de dominar, de humillar, de matar, de amar, de odiar, de perdonar, de crear. Somos seres bipolares, no podemos ser totalmente “buenos” ni totalmente “malos”, creo que el libro en gran parte también te muestra eso, ¿qué pasaba con los nazis de bajo rango? también ellos eran manipulados, simplemente el eslabón de la cadena; utilizados para matar, y para humillar; para después ser matados por otros ¿o por ellos mismos?

Crear y mantener en el país una atmósfera de indefinido terror formaba parte de los fines del nazismo: era bueno que el pueblo supiese que oponerse a Hitler era extremadamente peligroso. Efectivamente, cientos de miles de alemanes fueron encarcelados en los Lager desde los comienzos del nazismo: comunistas, socialdemócratas, liberales, judíos, protestantes, católicos, el país entero lo sabía y sabía que en los Lager se sufría y se moría.

En conclusión , el concepto de hombre pretende sintetizar lo que cada persona es y lo que esperan que sea aquellos con quienes se relaciona. Esta realidad es tan rica , tan compleja, tan cercana, tan comprometedora, que resulta casi imposible encerrarla en un concepto objetivo común. Cualquier definición, cualquier descripción incluso, resulta ser una selección de rasgos conforme a una previa toma de posición.

¿Qué es a la deshumanización?


La deshumanización es un concepto social, que se desarrolla a través y con ayuda de la sociedad; el libro te muestra que cuando el hombre pierde la libertad se empieza a deshumanizar, cuando deja de ser humano para convertirse en cosa, en un objeto; que carece de todo sentido y valor.

Es cuando el sentido de poseer significar el ser , si no posees no eres, si no posees un cucharón, un pedazo de pan mas grande, una litera para ti solo, poder (político, económico, social), esposa (o), familia, ropa(zapatos, ropa interior); a lo que me refiero es que no se necesita poseer para ser , se necesita ser para poseer .

El humano como característica tiene valores humanos, yo creo que cuando los nazis les daban de comer un cucharón de agua caliente (sopa), que ellos sabían que con eso de alimento y un pedazo de pan , no aguantarían el trabajo que los obligaban a realizar; cuando los metían a la cámara de gas a los niños y a los enfermos (por que no les ¡servían!; por que los trataban como objetos para satisfacer sus necesidades) ; cuando los tenían en condiciones inhumanas su dignidad se va degradando, y con ello su estado de animal racional también; eran mas bestias que hombres, sin ningún aprecio de la vida del otro.

“Parte de nuestra existencia reside en las almas de quien se nos aproxima: he aquí de por que no es humana la experiencia de quien ha vivido días en que el hombre ha sido una cosa para el hombre.”

¿Era justificación la ignorancia?


El ciudadano alemán típico conquistaba y defendía su ignorancia , que le parecía suficiente justificación de su adhesión al nazismo: cerrando el pico, los ojos y las orejas, se construía la ilusión de no estar al corriente de nada, y por lo consiguiente de no ser cómplice, de todo lo que ocurra ante su puerta.

Esta es parte de la deshumanización , el ser cómplice (por contribuir , ya sea de manera física, intelectual, o simplemente callando) de un acto tan bestial como lo fue la matanza de millones de inocentes que los juzgaban y conde- nadaban por razones estúpidas.


¿Qué podemos hacer para recuperar el sentido de humanidad?


“Hay que desconfiar, pues, de quien trata de convencernos con argumentos distintos de la razón, es decir de los “jefes carismáticos”: hemos de ser cautos en delegar en otros nuestro juicio y nuestra voluntad. Puesto que es difícil distinguir los profetas verdaderos de los falsos, es mejor sospechar de todo profeta; es mejor renunciar a la verdad revelada, por mucho que exalten su simplicidad y esplendor, aunque las hallemos cómodas porque adquieren gratis. Es mejor conformarse con otras verdades mas modestas y menos entusiasmantes, las que se conquistan con mucho trabajo, poco a poco y por el estudio, la discusión o el razonamiento, verdades que pueden ser mostradas y verificadas.”

Yo creo que hay que encontrarse a si mismo, hay que reencontrarse con la pasión de vivir (para mantener el valor de la supervivencia), hay que tolerar, hay que saber reflejarte en el otro, para que en la vida del otro prevalezca un valor significativo y en la tuya también.
Firma contra Guillermo Vargas "Habacuc"
Durante una exposición en 2007 en la galería Códice de Nicaragüa, el supuesto artista Guillermo Vargas "Habacuc" presentó una "obra" que conmocionó al mundo de la defensa animal. En una sala de esta galería, expuso a las miradas impasibles de los visitantes a un perro abandonado, desnutrido y asustado, atado a una cortísima cuerda. En la pared, escrito con comida de perro, podía leerse "Eres lo que lees".
SU INTENCIÓN ERA MATARLO DE HAMBRE
En Equanimal (no pertenezco a la organización pero me solidarizo totlamente con la causa, y... ¡ustedes?) nos oponemos a esta injusticia y a todas las que se cometen impunemente y diariamente contra millones de animales.Visita la web del boicot contra Guillermo: http://www.boicotalartistasesino.equanimal.org
Por favor DIFUNDE esta información A TODOS TUS CONTACTOS

miércoles, 19 de marzo de 2008

Y...¿TÚ CULTIVAS GRIETAS?


El poeta es un cultivador de grietas: fractura la realidad aparente, o espera que se agriete, para captar lo que está más allá del simulacro.

Roberto Juarroz


La cárcel es la casa de cada ciudadano. ¿Quién no tiene prohibida la palabra?
EDUARDO GALEANO

martes, 18 de marzo de 2008

20 DE MARZO DIA MUNDIAL SIN CARNE

¿Porqué un dia sin carne?

Existen muchos motivos por los que dejar de comer carne. El Día Sin Carne es una jornada para la reflexión y para el aprendizaje de nuevas formas de cocinar más sanas para el ser humano, el medio ambiente y más consciente con los animales.

Salud

Las grasas de la carne animal aumentan en un 40 por ciento más de posibilidades de sufrir cáncer y corren un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y muchas otros males como infarto, obesidad, apendicitis, osteoporosis, artritis, diabetes e intoxicación alimentaria. "Una dieta ausente de productos de origen animal ha probado ser un arma extraordinaria contra enfermedades como el cáncer, diabetes, Alzheimer, la obesidad, los problemas cardíacos y una larga lista de dolencias. La gente come carne por gusto, al igual que bebe alcohol o fuma tabaco, pero ningún médico responsable recomendaría el consumo de ninguno de esos tres productos para conservar una salud óptima", explica el presidente Physicians Committee for Responsible Medicine, Neal Barnard (http://www.nealbarnard.org/).

Ecología

Las granjas industriales de la actualidad producen una contaminación ambiental que las generaciones venideras se verán obligadas a pagar. La cría de animales para el consumo humano requiere más de la mitad del agua potable utilizada en los países industrializados y sus deshechos son uno de los mayores contaminantes que existen para el suelo y los ríos. Muy lejos está la imagen bucólica de los animales al aire libre, porque para satisfacer las necesidades del mercado, las técnicas de crianza han desarrollado verdaderas fábricas de carne, donde los purine, agua contaminada y restos orgánicos son arrojados al mar, ríos y campos

Solidaridad

Aproximadamente, el 90% de la avena, el 85% del maíz y el 80% de la soja producida en los Estados Unidos se da al ganado. La comida que se ahorraría si todos los humanos consumieran sólo vegetales, bastaría para acabar varias veces con el hambre actual en el mundo. Para producir un kilo de proteína animal se deben invertir entre 5 y 20 kilos de proteína vegetal perfectamente consumible por seres humanos, especialmente cereales y soya. Con los mismos recursos con los que se alimenta a una persona con una dieta carnívora, se podría alimentar a 20 personas que sufren hambre en el mundo. "Soy vegetariano por una razón de justicia. La producción y consumo de carne desperdicia ingente cantidad de alimentos que podrían solucionar el hambre en el mundo. Los países industrializados prefieren no negarse el placer de comer carne en lugar de hacer un bien a la humanidad. Tanto hombres como animales necesitan un trato justo, y yo no voy a eludir la responsabilidad que tengo hacia ellos", explica el filósofo Peter Singer, profesor de Ética Práctica de la Universidad de Princeton.

Por los animales

En España se sacrifican más de 750 millones de animales al año para el consumo humano, y sólo en Estados Unidos, unos 25 mil millones anualmente. Los animales de las granjas industriales son tratados como máquinas. A los pocos días de haber nacido, por ejemplo, a los pollitos se les quema el pico con un cuchillo candente. Los bueyes y los cerdos son castrados sin anestesia. Todos estos animales pasan sus cortas vidas en lugares abarrotados y llenos de amoníaco, y muchos de ellos están tan hacinados que ni siquiera pueden girar ni extender un ala. Muchos no pueden ni respirar aire fresco hasta que se los empuja y se los golpea para meterlos en camiones y darles un horripilante paseo hasta el matadero, con frecuencia a temperaturas extremas y siempre sin comida ni agua. Se cuelga a los animales boca abajo y se les corta la garganta, normalmente mientras todavía están conscientes. Y al comer carne, estás siendo cómplice de esa crueldad.
Página Oficial en inglés del Día Sin Carne:http://www.meatout.org/events/
Calendario mundial de actos en el mundo:http://www.meatout.org/events/

AÚN ESTOY ENFERMA DE MISANTROPÍA CONVULSA

¡Auxilio! Recientemente me enferme de una especie de misantropía convulsa. Hay muchos acontecimientos que en estos días me llagan y enumerarlos sería probablemente ocioso para el ánimo de quien esto lee.

El punto clave llego el jueves pasado, cuando de pronto nos avisan a un grupo de amigos muy cercanos que Dennise murió. Murió pálida y alegre, diva e inteligente, murió con cáncer y con sus magníficos dotes en la actuación, murió como activista transexual y elegante mujer, pero murió tal vez desconfiada y triste de no saber de muchos de sus amigos, sino hasta el día de su funeral.
Y no he de ser políticamente correcta con el mundo, menos aún lo seré conmigo. Y cuando digo que de pronto estoy enferma con el mundo, me refiero al enojo con mi micro mundo, con la parte de mi abundante cobardía, del miedo y de la basura de la enajenación ¿Qué si soy valiente al reconocerlo? Eso ahora poco importa, porque Dennise está muerta y mi garganta podrida y no fui capaz de acompañarla en sus últimos días aciagos, no fui capaz de buscar aunque tuviera o no sentido -mil elementos que cultivaran su esperanza-, no fui capaz de mirarla y estar con ella en esos últimos días y reír y platicar del mundo y las infancias, del teatro y los besos alegres. Solo estuve ya cuando su hippioso conjunto blanco y su sonrisa tenue y sus manos hermosas se estaban despidiendo del mundo.

No fui capaz ¡carajo! de decirle a su madre que el nombre que apareció en su urna, no era el de mi amiga Faviela Dennise Montiel, era de una persona que no conocimos, no pude en medio de la tristeza suplicar que la respetaran, no fui capaz de envolverme entre el humo que candente salía del crematorio y danzar con las cenizas de una mujer valiente y mariposa, paloma y luna entera. Siempre fuiste luna hermosa Dennise.

Y… ¿Qué puedo decir del mundo que ronda estos días? Un mundo ruidoso que no escucha, un mundo parece de complicidad y de un silencio que ronda los sepulcros. ¿Qué pasa por ejemplo cuando hay una noticia violenta –la cual se da cada ocho segundos en el planeta- y las personas nos enteramos? ¡Uf! Lo más sencillo es ignorar o dar un suspirito de impotencia, si acaso una charla breve sobre el tema y… la vida sigue ¿no? Que grande es el mundo y a veces como nos aplasta.

Precisamente el jueves, el taxista que transportaba mis carnitas hacia el destino, venia aderezando su monologo con alusiones sexistas, homófobas y con la tristeza como trigo despedazado, no fui capaz de hacer nada. Soy una patética luna rota.

Y en la calle, entre risas y el paso apresurado hay violencia de todos los niveles y en todas las formas, hay desprecio, hay risas que como bien -dice Bergson-, muchas veces apuntan a la burla, hay un escupitin de palabras que rompen, censuran, juegan al escarnio, a ese cotidiano ya torrente de descalificaciones diversas.

Dennise era actriz, bisexual, vegetariana, mujer transexual, activista, soñadora irredenta, delgada y sutil con dotes de diva y era tantas y tantas personas como humana libre, humana risueña, humana últimamente muy enamorada.

Tal vez para el mundo era mucha su singularidad, era demasiado cáncer para el sueño aún de una moral victoriana para los “decentes”.

Pero ¿entonces? Si soy migrante, indígena, transgenero, minera, trabajadora domestica, obesa, homosexual, campesina, flaquísima, zapatista, bisexual, negra, palestina, transexual, poliamorosa, trabajadora sexual, si sencillamente no encuadro con lo que se espera de mi, de nosotres ¿Cuál es el camino, que sigue? Hace unos días despidieron a un profesor en el Estado de México por apoyar una campaña contra la discriminació n, o el 27 de febrero en Tampico; fue reprimido un modesto plantón por 40 patrullas y 150 uniformados de la policía metropolitana de Tampico Tamps; dicho plantón estaba en pie de lucha por ser una zona de reserva ecológica, rica en manglares; o bien durante diciembre de 2007 y enero de 2008, el pseudo organismo de “derechos humanos del Distrito Federal” recibió y eso es lo menos de lo visible y lo invisible diez quejas sobre violaciones a los derechos humanos de transexuales, o apenas en Guerrero y en Veracruz asesinaron con una brutalidad a varios humanos por el hecho de ser homosexuales o en cada vagón de metro se sube un chaval para aventarse sobre vidrios que le rompen en pedacitos sus luciérnagas, sus ganas, su próximo mundo, y etc, etc, las noticias no cesan mientras Dennise sigue muerta y el mundo es demasiado grande que a veces aplasta.
Hoy moriré un rato e intentaré parlar con Dennise para preguntarle como son los venados y las sandias en ese mundo nuevo, o preguntarle si –efectivamente- todo acabo y solo hay espectros de ceniza, sin metafísica, ni esperanza.

Y en un rato más tarde, lidiare con mis miedos, con mi brutal cobardía y le pediré perdón, y veré si lo podrido puede “sanar” y lo roto puede “renacer” y lo triste puede comerse con algondocillos de dulce, melancolía y más tristeza, pues ahora, ésta me ha poseído y me deja ver una sola parte del mundo, que tal vez, mañana creeré que no es el mundo, sino fragmentos, fractales chiquitos de un espacio que por ahora siento plagado de egoísmo, sordera, palmaditas en la espalda y un ¡échale ganas! Apresurado y sin ojos, una risa sardónica que quema las frutas y hace muecas.
No quiero muecas Denisse, ahora que estas desde otros lares del mundo, por favor, sonríenos y enséñanos otra vez el ritual de la lagrima abierta, de la risa franca, todavía esta misantropía no me hace ciega para creer, aferrarme a las ganas de que si es posible la solidaridad, la colectividad, el trabajo conjunto, la resistencia, la lucha contra la enajenación y otra vez los 500 etcéteras, he de alimentarme creyendo que si nos enseñas, seguramente aprenderemos.

Quero empezar con mi cuerpo roto, hoy me odio, también los odio un poquito a ellos, pero en un ratito, volveré a amar, tal vez a amarme y ojala a sonreír.
Con dolor, una muy leve risa y mucho llanto. In memoriam: Faviela Dennise Montiel

DECÁLOGO DE JOYAS IRRACIONALES QUE "ESTÁN" EN LA HISTORIA

DECALOGO DE JOYITAS IRRACIONALES DICHAS EN PLENO SIGLO XX

A veces, podemos ser tendentes a pensar que la antigüedad y los pasados siglos son un saco de ignorancia y un escaparate de brutalidad por el que desfilaron mentes estrechas, intolerantes y fanáticas que nos legaron un buen rosario de bestialidades, pero les aseguro que nuestro bendito siglo de las luces, del progreso y de los avances de la ciencia, no se queda nada atrás. Como prueba de ello, vaya este decálogo de “frases geniales” dichas por contemporáneos nuestros, hombres de “fe, religión y cultura”. Las citas las he tomado del apartado “Frases irracionales” de la web de “Sin Dioses”.

LAS FRASES SON:

1º.- "Actué solamente bajo órdenes de Dios."
Yigar Amir, asesino del Primer Ministro israelí Yitzak Rabin

2º.- "El organismo de las mujeres está dispuesto al servicio de una matriz; el organismo del hombre se dispone para el servicio de un cerebro.”
Federico Arvesu, Médico Jesuita, en su libro “La virilidad y sus fundamentos sexuales” de 1962

3º.- "Agradezco al cielo por un hombre como Adolfo Hitler, quien levantó una línea de defensa contra el Anticristo del comunismo."
Frank Buchman, evangelista estadounidense. Dicha el 25.08.1936

4º.- "La gente que siente un amargo odio hacia la esclavitud obviamente siente odio amargo contra Dios y su palabra, porque rechazan lo que Dios dice y abrazan lo que dicen meros seres humanos acerca de la esclavitud. Este pensamiento humanista es el que abrazaron los abolicionistas."
Charles Davidson, Senador del Estado de Alabama de EEUU citando defensas bíblicas de la esclavitud en 1996

5º.- "La existencia del demonio no es una opinión, algo para tomar o dejar como uno desee... [El demonio] engaña a los hombres convenciéndolos de que no necesitan de Dios y que son autosuficientes."
Cardenal Jorge Medina Estévez, vocero del Vaticano, el 20.09.2000, diciendo a los ateos que son víctimas del demonio.

6º.- “La libertad de prensa es uno de los mayores males que amenazan a la sociedad moderna."
Cardenal Pedro Segura, en el New York Herald Tribune el 05.12.1952

7º.- "La Tierra es plana, y quienquiera que rechace esta afirmación es un ateo que merece ser castigado".
Andel-Aziz Ibn Baaz, Suprema autoridad religiosa de Arabia Saudita. En el edicto Fatua de 1993

8º.- "No creo que los ateos deban ser considerados como ciudadanos, ni tampoco como patriotas. Esta nación es una bajo Dios."
George Bush, 41 presidente de los EEUU, en el cargo en la actualidad.

9º.- "El SIDA no sólo es el castigo de Dios a los homosexuales; es el castigo de Dios a una sociedad que tolera a los homosexuales."
Reverendo Jerry Falwell, en 1993

10º.- "Espero vivir para ver el día en que, como en los primeros días de nuestro país, no tengamos más escuelas públicas. Las iglesias las habrán conquistado de nuevo y los cristianos las manejarán. ¡Qué día feliz será ése!"
Reverendo Jerry Falwell “América can be saved” 1979

DESEO

Deseo que seamos crueles, dolorosamente alucinados
buscándonos entre la penumbra. Entregarnos con cuerpo, con ojos, con todo.
Ansío lamerte, olerte, estrujarte. Hacerte temblar, rescatarte del olvido y lloverte chorros de vida. Nutrirte y nutrirme de ti para hacerte eterna
reventar la sangre para permanecer y permanecerte
ni juramentos, ni promesas, ni triunfos
que nuestra esperanza sea como un ave que se pierde en la tiniebla
desgajarse poco a poco
...chorrear
tu musgo te lo exige
te lo exige el agua que llevas dentro
la inmensidad de tu locura que se concentra en medio de tus piernas
y te lleva a la meurtecita.
A la seguridad de que después de eso, te rehaces, te renaces,
¿Que hacer con la fascinación?
Ojala sepamos del vino, de los tigres, del agua, del pan, del movimiento, del ajedrez y de la luna
ojala supiéramos de esos labios, de las olas, de los ritmos, de los ritos...
mientras tanto sigues aquí, sentada, gata de mis soledades.
Con una humedad que está poblando mis ganas y se agita
estás mujer, en un caos que sólo yo -amante- comprende
en este jadeo sin trincheras.
Juntar nuestros cuerpos seis horas. Siete horas. Nueve, miles...cuando estemos en celo, cuando seamos fugaces del ser... devorarnos...
Solo así la palabra se quita el maquillaje y la poesía se desangra.
No queda más: quítate la ropa
quiero verte gritando mi nombre
sacudiendo tus senos
cabalgando
….voy a morir
¿Sabes lo que es que una mujer este en el delirio y la mundanidad la aniquile?
tengo la verga henchida de leche
tengo el coño sangrante
por favor:
déjame verte el culo.

MIS MANOS DE SOPA FRIA

He visto mis manos de lluvia, mis manos sopa fría.
He visto mis manos, ateridas, aterradas.
he visto mis manos de espejos rotos, de cansancios inextinguibles que te reclaman.
estas manos que no han sido tuyas, te corresponden.
Estas manos que no te han tocado y que te tienen.
estas manos que tan necias repiten tu nombre.
Manos de perra loca
de huracanes empedernidos y bosques húmedos
Manos ebrias de extrañarte, manos, manos, manos,
manos putas, manos tuyas como este desierto lagarto que soy.
Hoy…te espero por la noche después de la muerte.

ESTOY PÉRIDIDA

Soy una pérdida irredenta: mi único silencio ha sido la muerte.
Mi riqueza será tu esperanza abierta de piernas, el culo expuesto, la belleza de lo obsceno.
Mi única tristeza, la tristeza toda.
Grito siempre al viento y su eco me revuelve las manchas de sangre;
pero no entiendo porque grito y sigo cantando…..
le canto a los que dejaron el miedo olvidado, y aún tienen miedo…
a los que se han enmarañado de vida, sembrando anarquías, conociendo el dolor del sueño, enamorándose de las comisuras, del sudor expuesto.
A los que no se satisfacen nunca, ni tienen precio alguno.
A quien se coge a las palabras y después las vomita plagadas de espinas o de nubes,
A quienes cabalgan en el tiempo y no desaparecen nunca.
Pregúntale al poeta si compra la tierra, si trafica el aire, si negocia el sexo.
Pregúntale acaso, si el placer alcanza,
si el agua podrida y los senos marchitos.
Pregunta por todas las bocas que ya se cerraron.
Por la angustia olvidada y la estrechez de las calles
Y pregunta por la vida, por mi lengua que ávida se imagina recorriendo la verga henchida que te habita.

SOY DISIDENTE DESDE LOS POROS HASTA LAS PÚPILAS Y CON MI SONRISA DE INSECTO

SOY DISIDENTE DESDE LOS POROS
HASTA LAS PÚPILAS Y CON MI SONRISA DE INSECTO:

"Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó.
Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.
Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen por mí, pero ya es demasiado tarde.”
(Bertolt Brecht)

Alguna vez, siendo pequeña iba con mi madre por la catedral metropolitana y vimos a una chavita de mi edad (en aquel entonces 8 años) que con un vestido roto y una cara de haber vivido 100, nos pedía le compráramos un caramelo. ¡¡Uff!! Ese fue el primer momento que a mi modo infantil, entendí la lucha de clases, porque me preguntaba que pasaba con esa chavalita de mi edad que estaba en esa situación tan precaria, si las dos a esa edad teníamos derecho a jugar y a reír como loquillas, teníamos derecho a ser cándidas y no a morder las lagrimas, teníamos y tenemos derechos.

Empecé a crecer y a preguntarme el porque de muchísimas cosas, veía la incoherencia de la iglesia, de los gobernantes, de todos los que de una u otra manera ostentaban poder; el modo por ejemplo, en que se ejercía éste en todos los niveles: desde un padre que regaña a un hijo simplemente por saberse padre, el patrón que explota a un trabajador que solo tiene su fuerza de trabajo, el heterosexual que califica de “enfermo” a quien se atrevió a cuestionar un solo estándar de desarrollarse erótica y afectivamente, al maestro que repite un esquema jerárquico en un salón de clase, el hombre que desde la cama le dice al otro y a la otra“¡así se coge aquí!”, el de un padre que me ha dicho que iré al infierno porque casi tengo treinta años y cuestiono al matrimonio y no deseo tener hijos, porque he decidido con mi cuerpo y sabemos que mujer, no es sinónimo de madre; a un gobierno del nivel que sea, persigue, viola, encarcela a quienes defienden sus derechos de existencia, como pueblo, como persona, con ser humano; en fin... Y entonces empecé a disentir, a pensar que era muy triste estar como muertos abogando por la paz de los sepulcros, permitiendo que tal poder nos avasallará y que nos conformáramos a vivir como nos habían dicho que era la “única manera” de estar en estar en la sociedad.

Y busque mil maneras para decir que no era solo ser diferente, y/o diversa, aunque también lo soy, lo soy porque soy golosa y repito un helado de fresa, o me fascina vestir de negro o que la lluvia humedezca todos mis pelitos o lloro como cocodrilo azul en un desierto por el final de una película o cuando río demasiado; pero más allá de eso soy disidente porque NO ESTOY DE ACUERDO en que me impongan, me homogenicen, me digan representar cuando yo no he dicho nada, me marquen un camino de vida, me digan que la democracia se “reduce” al voto y “dentro del sistema partidista”, que me obliguen a vivir de tal o cual manera y cuando decido que no quiero que sea así, entonces me persigan, me humillen, me violen, me torturen, me maten...

Soy disidente porque además de no estar de acuerdo, decirlo y proponer desde mi óptica y la visión de muchos que tampoco estamos de acuerdo con todo lo que sucede en la imposición de esta sociedad, tengo la clara convicción de que todos los trabajos tienen que hacerse desde abajo, no con los poderosos, no con los que me quieren manipular y “utilizar” para sus intereses, sino entre los compañeres, compañeras, compañeros que a nuestro modo, forma y camino, decimos BASTA (tal vez tan gastado, dirán algunos panfletario pero siempre tan genuino) y nos organizamos en la resistencia, cuestionando todo mecanismo de poder, construyendo a cada momento modos de convivencia y trabajo colectivo, horizontal, sin agandalle, donde se sume y no se reste, donde se mande obedeciendo, donde se convenza y no se venza, sin descalificaciones, con argumentos, mirándonos y reinventando mil formas distintas de crear otro mundo posible. Un mundo donde Tu, seas tú, y yo, sea yo, pero en donde tu y yo, podamos andar, caminar, construirnos en un intento permanente de libertad, hermosa utopía, no solo metáfora, sino construcción que se renueva cada día.

Tenemos clarísimo que nosotres no tenemos la verdad, no somos la vanguardia, (quien podrá atreverse a decir que lo es) ni pertenecemos a ningún séquito privilegiado, no pertenecemos a “nuevas alternativas partidistas”, solo soy parte de muchos, muchas que miramos y trabajamos desde espacios distintos, alternativos, sin tirar o imponer línea a nadie, y con un montoncillo de errores, con un trabajo autocrítico a cada instante, pues nadie la libra de las fauces del poder, pero que estamos en la nave, y navegamos.

Ohhhh!! Pero vi que disentir era también un problema, porque los que estábamos de pronto preocupados y ocupados soñando y trabajando por otro mundo posible se nos descalificaba, se nos tildaba de revoltosos, holgazanes y decían que estábamos en cualquier movimiento porque no teníamos vida propia o porque no teníamos –seguramente- nada que hacer, se nos decía que nos creíamos “Mesías poseedores de la verdad” que éramos “borregos manipulados por algún lidercillo” hasta se nos decía hasta perredistas.....

Cuando íbamos a Chiapas los militares nos esculcaban, nos manoseaban y nos dejaban horas bajo un cateo intimidante en medio de la inmensa selva; cuando íbamos a una marcha nos fotografiaban y si podían se nos pegaban como moscas para intentar intimidar nuestros pasos; cuando celebrábamos nuestra disidencia en la calle y bailábamos y reíamos con música, tambores y cantos, se nos decían ridículos; cuando nos apresaban y eramos más de 900 en aquella huelga, algunos nos gritaban: “Se lo merecen, ojalá los maten”, cuando le dijimos a algún compañero, compañera gay, lesbiana, transexual, transgenero, bisexual, que creíamos que nuestra diferencia estaba siendo cooptada por espacios comerciales que nos explotaban y que también eran aliados del capital, se nos contesto: “estas resentida por pescada y gorda, cabaretito es la liberación”, cuando luchábamos por nuestro reconocimiento y nuestra visibilidad, también se nos discrimino, por ser chava en un espacio “gay” por ser una “indefinida bisexual” en algún espacio lésbico u homosexual, por ser “prieta o naca, o puta, o pobre, o indígena, o subversiva”.

Y ahora lo entiendo. Soy disidente porque soy mujer, soy estudiante, soy bisexual soy maestra, soy mestiza con mucho orgullo indígena, soy poliamorosa, soy anarca y zapatista, soy amante de los cuerpos y las cabezas creativas, soy feminista, soy obrera del arte, soy gorda y no reúno los “requisitos” de la “belleza femenina”, soy una linda cogelona compulsiva, soy quimera u ojos alegres frente a la complicidad de la penumbra, soy exceso y vida, pero también soy muerte y memoria cruda y no se me olvida quienes nos han vejado, desaparecido, asesinado y no busco venganza pero busco no olvidar y trabajar porque no se olvide y para que otra historia sea posible; y puedo ser prostituta, obrera, campesina, transexual, lesbiana, taxista, madre, etc, y miles de etcéteras más... y por ello la lucha de ellas, de ellos y de los que ha decidido no ser ni ellos ni ellas y reinventan formas de mirar y amar, también es mi lucha, también me identifico con sus caminos, porque soy humana y albergamos pieles que acarician ojos, cuellos, memorias de días aciagos y de sueños por vivir y estar mejor.

Soy está que ahora les comparte su disidencia y el derecho a decirlo y a trabajar por ello.

Por ello, hoy lucho por la liberación de las presas y presos en Atenco y todos los presos políticos y de conciencia, por ello participo en proyectos de educación en las comunidades en resistencia de Chiapas, y participo en opción bisexual y en el grupo poliamor, y en la disidencia sexo genérica y escribo en una revista, por ello me subo al metro y/o a los camiones y platicamos con los compas denunciando todas las cosas atroces que pasan, y denuncio Aguas Blancas, Acteal, el charco, el asesinato de Octavio, y la lesbo, bi, trans, homofobia, y las asesinadas de Juárez y el asesinato de mineros, y la lucha campesina y la lucha indígena por el reconocimiento por la propuesta de ley y cultura indígena, contra la matanza de focas o cualquier “utilización” contra nuestros hermanos animales, (guacatelas el “arte”taurino) por ello manifiesto mi absoluto desacuerdo con todos los partidos políticos y los caciques sean de donde sean, porque al fin y al cabo, pretenden usarme, usarnos y decir que por mí o por ti, que son ellos los únicos que saben “como cambiar el rumbo de todo”, por ello yo no soy la “dueña” de safo, una hermosa gata de 8 años sino es mi compañera de vida y mi concubina en el sentido reivindicativo del término, por ello no voy, ni vamos a la marcha con COMAC, pero si a la marcha con los compas de abajo que con fiesta, baile, tambores y protesta hacemos de la calle un espacio “chiquitiguauuuu” para el próximo junio mes de la diversidad sexo genérica; por ello cuando doy clases de filosofía o de métodos allá en el bacho entre todes nos damos lecciones de respeto y horizontalidad, por ello estudio y relaciono política y erotismo, por ello escucho a Silvio y me emociono con Feliú y Corcobado y me azoto con Megadeth o la Joplin, y me encanta Nina Hagen o Apocaliptyca y a veces bailo como loquita sin necesitar un “antro”, por ello cada vez que tengo sexo me muero, por ello amo a ese hombre trabajador de la escritura que lucha por un camino diferente para los otres y a ese hombre loco apocalíptico de la destrucción, y a ese hombre que me dejo pues no podía más con mi “incoherencias”, y amo a mis cuates, hermanos, y a mis padres y hermanas con obsesión, por ello no tomo coca cola, y lucho “aún cuando me va ganando la batalla el egoísmo” por ser vegetariana y entender que la tierra que piso, no es de nadie, que soy solo un pedacito pequeño del cosmos, por ello me alucino con “los amantes del siglo” “El último tango en París” alguna peli estremecedora o algún hermoso libro desde mi vilipendiado Benedettí o Borges o Canetti o la Belli o Girondo , hasta Hordelin o Valery o Foucault, por ello, etc, etc, etc.

Esto no me hace mejor, ni peor, tal vez ni siquiera distinta, o tal vez si. Defiendo mi derecho a la diferencia, defiendo mi derecho a la disidencia. Y trabajo en ello.

Por un mundo donde quepan muchos mundos.

Diana Marina Neri Arriaga.
Bisexual, poliamorosa, zapatista, activista por la liberación animal, participante del sector de la Disidencia Sexo genérica.

EL POLIAMOR COMO NUEVA POSIBILIDAD DE ACCIÓN Y RESISTENCIA EN LOS CAMINOS DE LA DIFERENCIA


EL ‘POLIAMOR’ COMO NUEVA POSIBILIDAD DE ACCIÓN Y RESISTENCIA EN LOS CAMINOS DE LA DIFERENCIA

DIANA MARINA NERI ARRIAGA.


Por un amor me desvelo y vivo apasionado,
tengo un amor
en mi vida dejó para siempre amargo dolor.
Pobre de mí, esta vida mejor que se acabe,
no es para mí, pobre de mí (ay corazón)
pobre de mi (no sufras más)
cuanto sufre mi pecho que late, tan sólo por ti.
Por un amor,
he llorado gotitas de sangre del corazón,
me has dejado con el alma herida, sin compasión.
Pobre de mí....[1]


Resumen. El amor es: miles de sensaciones, significaciones, canciones y malentendidos. No hay palabra, mas significativa como insignificante que el amor. El sentimiento universal que despierta el “Estar enamorado” dista de las construciones sociales en las que occidente basa el “amor”. Constitutiva de nuestra sociedad, decir “te amo” ha dejado de implicar un sacrificio corporal y emocional y se ha empaquetado, se ha vuelto parte de la alineación, sin embargo hay otros modos de relacionarnos en planos de libertad, donde nos despojamos de las mascaras sociales y nos abirmos en nuestra finitud ante el otro, una posiblidad es el poliamor (La no monogamia responsable) y todas las implicaciones del amor libertario, donde las relaciones se llevan a cabo a partir del consenso, la colectividad, la equidad, horizontalidad y sobre todo los caminos de la honestidad.

Palabras clave: Amor, libertad, Alienación, reificación, poliamor, consenso, horizontalidad, equidad, honestidad.


Carajo! Amor, nos viniste a joder nuestra vida racional en el universo.
¿Qué es el amor: éxtasis, posibilidad, sensibilidad, voluntad, o toda entidad óntica que constituye al ser humano?
A veces parece que el amor es un amplísimo cuarto vacío donde dos desconocidos se vuelcan, donde la pasión o la búsqueda frenética de reflejarse en algún otro, se apodera de los sentidos y tales sujetos se violentan en la soledad, sin preguntarse sus nombres, sin pasado, sin querer mirar al futuro para así evitar el tedio.
¿Será el amor al estilo de aquella magnifica película filmada en 1973 donde a la hermosa Maria Schneider le entra por el culo lleno de mantequilla, todo su presente, toda la palabra que quiere saber a palpo de amor, toda la fuerza de un sombrío Marlon Brando que pretende intoxicarse de una sombra velluda que sabe a libertad pero que no cabe en ese encuentro que pretende ser amoroso?[2]

¿Amor y libertad, son dos categorías que pueden estar abrazadas, que pueden convivir sin riesgo de ser sanguijuelas que busquen total independencia?
Tal vez las palabras “amor” y “libertad” sean los dos vocablos más prostituidos, mistificados, fingidos y alterados en nuestra sociedad.

¿Que le pasaba a Meryl Streep en los puentes de Madison cuando tuvo que renunciar a Clint Eastwood? pues estaba en el dilema de continuar con su vida familiar en el campo del amor de lo cotidiano o “ser libre” con un viajero fotógrafo que masticaba al amor con otras alas.
¿Podríamos mirar al amor a través de Los puentes de Madison, o los amantes de circulo polar[3], o la película mexicana Demasiado amor[4], o la obra francesa de los amantes del siglo[5], el último tango en Paris o la hermosa pieza argentina el lado oscuro del corazón[6], donde el común denominador de tales cintas es la tragedia que por diversas razones siempre separa a los amantes y pone al descubierto el difícil enhebrar del amor y la libertad?

El amor, puede mirarse desde diferentes ópticas y tradiciones, desde la filosofía hasta las diferentes caras del arte, pasando por la antropología o el psicoanálisis, pero en toda disciplina se coincide que como dijese el español Ortega y Gasset, “los hombres más capaces de pensar sobre el amor son lo que menos han vivido, y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él”, por lo que en el presente documento sin meternos en agudas cavernas solo intentaremos discernirlo brevemente a través del modo occidental de cómo nos han enseñado a amar y que va más allá de lo señalado por Erich Fromm, quien expone que el amor es:
(…) un arte que como tal requiere ser practicado, a él hay que consagrar tiempo y esfuerzos, de forma que uno pueda encontrarse a sí mismo y poder amar, de forma que se supere el fetichismo que nos reduce a las personas y a sus características en mercancías, las relaciones en consumismo.[7]

¿Pero es cierto que al amar, rompemos dichas relaciones de consumo, dejamos de estar “reificados” al supuestamente “soltar la alineación”? o ¿no será más bien que el amor dicho en este sentido, -se trata sencillamente- ya de un anacronismo?

Sabemos que nuestra alienación no es sólo económica, sino alcanza todos los planos del sujeto tal y como lo subrayo Carlos Marx en sus Manuscritos sobre Filosofía y Economía de 1844. Al cuerpo, a los sentidos entonces, se les ha vuelto presos, se les mecaniza, lo que implica una nueva forma de colocar al poder en el ámbito disciplina / docilidad, donde se corresponde una relación jerárquica sobre lo que fuese el cuerpo activo, constituyendo una anatomía política que coloca a los poderes como un ejercicio cotidiano que habita nuestros días.

Tales coordenadas políticas se encuentran desarrolladas en el acto amoroso que se ha pretendido y en algunos casos, se institucionalizado: Y hablo de la heteronormatividad, los juegos del activo/pasivo, del matrimonio, la monogamia, los roles del penetrador/penetrado, los caminos del patriarcado, la familia como “núcleo social” etc. En fin, el juego binario del opresor/oprimido, roles que se resignifican y cambian a cada momento, y en donde ya hay una moral “valorada”, un establecimiento del nexo de conexión de “unos sobre los otros” y “los otros sobre los unos”, por que sin duda, no hay que perder de vista que de acuerdo a Michael Foucault en las:
(…) relaciones de poder, se encuentra uno ante fenómenos complejos que no obedecen a la forma hegeliana de la dialéctica, siendo claro que uno de los puntos de expansión del poder es precisamente lo corporal, “...El poder se ha introducido en el cuerpo, se encuentra expuesto en el cuerpo mismo.[8]

Por ello al amor se la ha domesticado como parte del paradigma mediático, donde se opta por el canibalismo del fragmento; de ahí que nos volvamos adictos a la descomposición/recomposición corporal que representa un cuerpo contemporáneo, cuerpo inconcluso, pero al mismo tiempo con limites que lo colocan en el flujo inagotable de la producción.

En este amor contemporáneo se juegan así los conceptos de relación, compañía, cariño, apoyo, inercia, rutina que también suplanta a la costumbre, vinculo aleatorio entre dos seres distintos donde se confirma la soledad de cada quien y que se confirma precisamente a través de “estar” acompañado, contar con alguien, es decir a modo de Paúl Auguez, el Amor es “(…) el intercambio de dos fantasías y el contacto de dos egoísmos”[9]
De nada servirá una revolución de ningún tipo o un movimiento social de profunda matriz si no tenemos claro y más allá de esto, si no podemos superar la alienación que además pervive en cada uno de nosotros. Nos pretenden saturar el cuerpo, fragmentarlo y venderlo a los mejores postores del mercado, un gadget, una ideología de lo consumible, como dijese Raoul Vanengein: “Romperemos todas las porcelanas del mundo para transformar la vida. Amáis demasiado a las cosas y demasiado poco a los hombres…Amáis demasiado a los hombres como cosas y no lo suficiente al hombre”[10] Y lo más grave aún, en algunos es claro ese consentir del capitalismo de consumo.

El mayo francés rezaba en una de sus lúdicas consignas: “¡Mata al policía que hay en ti!”, pero esto, hoy no es suficiente, antes debemos matar el hombre civilizado, domesticado, reificado que habita en nosotros como una pesada carga o como un cómodo subvenir.

El amor como elemento vital de la cultura, brota –desde este contexto- a partir de la idea de posesión, propiedad privada y de “un tener a un otro” para ser y estar; este es el triste modo en que nos han enseñado amar: la presa del otro ante nuestras ciernes, por ende, es muy común parafrasear de mil modos, el rezo popular que cantara uno de los arquetipos del patriarca, Jorge Negrete que dice: “Me he de comer esa tuna, aunque me espine la mano”.

Siguiendo a Fromm, vivir el amor posesivamente, de la forma del “Tener” (contraria a la forma empática de “Ser”), tal y como nos lo han enseñado, implica “encerrar, aprisionar y dominar el objeto ‘amado”, que es así cosificado (vuelto cosa, sujeto de posesión). Esta forma anti-libre convierte el supuesto ‘amor’ en algo “sofocante, debilitador, mortal, no dador de vida”, de tal forma diría -nuestro autor- que “(…) lo que la gente llama amor la mayoría de las veces es un mal uso de la palabra, para ocultar que en realidad no se ama”.[11]
Además como una lógica del orden social que se impuso sobre la naturaleza de los instintos, los siglos XVIII y XIX -son fundamentales- en cuanto a la organización de los deseos; por ejemplo se “legaliza” el matrimonio como —principio de la reproducción— de desarrollo económico y creencia religiosa.
La pareja como base del matrimonio, tiene razones históricas ligadas a cuestiones económicas como el carácter hereditario de la propiedad privada. Así, el Estado se ha encargado de darle forma jurídica y junto con el catolicismo y otras creencias religiosas defienden su constitución como única forma de organización de la familia. Para amar entonces en la continuidad de este lazo social, hay que “formalizar” a través del matrimonio y formar en consecuencia “una bonita familia” ¡OH, que terrible ironía!

El resultado ideológico implica entonces la “búsqueda” de la cenicienta y príncipe azul, mediante el cual se expresa la preferencia cultural por un emparejamiento asimétrico, donde el masculino es “natural” y socialmente superior a la mujer en alguna medida o grado visible –dígase- por la edad, el nivel de estudios o ingresos, estatus, la clase social, el modo de ejercer el poder, etc., lo que el matrimonio supone en consecuencia para la mujer una magnifica oportunidad de “ascenso social”.

Que pena que nos cobijemos en esta forma de amar para “cómodamente” para darle “sentido a nuestra vida”, y creer que así establecemos “relaciones para toda la vida” que nos permiten ocultar la dependencia y el querer aferrarse a alguien que, cosificándolo, es así convertido e interpretado como la anhelada mercancía que nos libre de la agonía de la soledad, “un seguro de sexo y compañía de por vida” y algo con lo que afrontar la temida vejez preparatoria de la no asimilada muerte.
Por ello el amor y la libertad, suenan ajenos y distantes a través de los caminos ya trazados del amor cosificado y alienado. Por lo que abrirnos esta importante interrogante: ¿Podríamos vivir, amar de otra forma? ¿Podemos amar y ser libres, es decir, proclamar, el amor libertario?
En el mismo desarrollo histórico[12] del que hablábamos, también hay insertas, otras posibilidades de mirar y estar frente al otro, donde la alteridad es constitutivo esencial del sujeto, es decir “yo soy el otro” como dijera Octavio Paz en el Arco y la Lira.

El amor necesita quebrantar la ley del mundo, y por ende puede provocar escándalo, desorden, transgresión, el amor puede discurrir en una narración que no tiene objeto ni forma, y que si la tuviera seria solamente la del vacío, la del silencio de la copula extática de los amantes; pero estas posibilidades no son posibles a través de las cosas, pues es imposible el dialogo entre estas, pero si entre sujetos que al fluir en la transfiguración del sentido, en el calor de las lenguas que se mueven, pueden hablarse y comunicarse de otra forma, quiero decir, a través de la libertad y la autonomía.
En el intento de desnudar a cada momento, siempre y bajo una nueva circunstancia el poder que nos atraviesa, podríamos atrevernos a romper las estructuras binarias, despojarnos por un momento de los discursos de la parafernalia occidental y hacer también de la perdida de poder un goce, pues ya no se trata de la pura detentación de poder, sino del compartir, del mirarse en el otro, de la colectividad.

¿Qué pasaría si nuestra pareja, no solo fuera el compañero(a) de vida, sino además un delicioso cómplice de nuestros deseos? ¿Qué pasaría si reconociéramos que como seres diversos nuestra capacidad de relación en el amor va más allá de las normativas que implican el “prejuicio” de que es solo posible de enamorarse de una persona? ¿Qué pasaría si me abriera a la desgarradura del viento y con ánimos de pavor que yacen en mis profundas soledades, reconociera que cuando el otro me colma, solo me muestra la desnuda falta? ¿Pudiese entender que en las personas nunca hay un mismo silencio, nunca un mismo tiempo y una misma distancia? ¿y que siempre en el amor quedaran aún... tantas preguntas abiertas, tantas vidas lejanas, pero sobre todo... tantas ganas...?

Con el amor pudiese ahora morir de ganas.... hermosa desesperación que me toca las sienes y me dasgarra el coño, tierno palpitar de escuchar tu voz de gestos y marañas, de fuerza y voluntades, agonía de tenerte y no matarte, morir en la niebla de tu carne.
Tus brazos me alejan de los fantasmas del horror, o más bien, me acercan más a él. Los brazos del amor pueden entonces, extenderse más allá de los limites de los cuerpos y la palabra, puede también instaurarse en nuevas condiciones de posibilidad de los discursos, posibilidades transgresoras y disruptoras en su manera de vivir y vivirse ante y con el otro, los otros.

Y aquí cabe precisamente el POLIAMOR, termino que fue acuñado a finales de la década de los 80s por una sacerdotisa pagana: Morning Glory Zell y que define una gama amplísima de inéditas formas de relacionarse amorosamente con los otros, otras; un proyecto de vida que implica el involucramiento amoroso y sexual con más de una persona, en el respeto de la plena autonomía y libertad del sujeto.
Es sinónimo del poliamor la no monogamia responsable, ética e intencional. [13]

El poliamor es una nueva manera de mirar y estar con el otro/ otra, una nueva forma de entender la convivencialidad, es decir, el desarrollo de comprender en un primer momento, nuestra capacidad de amar y compartir con más de una persona a la vez, y posteriormente de vivir estas relaciones amorosas en un plano de honestidad, autonomía, equidad y libertad, premisas básicas de vivir estas extremaduras en el amor. Este concepto toma forma en las relaciones que conocemos como parejas o matrimonios abiertos, redes íntimas, polifidelidad, triadas, entre otros.

¿Fabulosa utopía? Sencillamente arriesgue, apuesta a desparramar la vida, posibilidad latente de vomitarnos en y con los otros, con nuestras faltas que saborean éxtasis, con nuevas habitaciones del sin sentido que tocan las ventanas abiertas, que palpan un nuevo desbarato a la desesperanza.

La concepción del otro y su pleno reconocimiento que implica un nuevo respeto al sujeto, es indispensable para la vida poliamorosa, por ello subvertimos las relaciones de doble moral, de mentira, de engaño a la que están tan acostumbradas las sociedades actuales, precisamente América latina se ha distinguido por la doble moral —que significa tener familias alternas a la oficial— donde el varón domina la escena sexual, reproductiva y afectiva.
Pero no venimos hoy a vender algún nuevo gadget, no hay panaceas, ni formulas mágicas que nos curen el cielo, con el amor libertario, con lo que hoy hemos llamado “poliamor” también se sangra, se complejizan las relaciones, pero el amor queda en riesgo latente de perder su carácter alienante, siendo que la soberanía de estos amores compartidos, no implican división, sino que va más allá de cualquier ramo de la utilidad, implica un gozo del tiempo actual, que no espera mañanas pero que tampoco se pelea por no construirlos. Gozo que está dado cuando las emociones quiebran el instante de ruptura. Es un más allá de la utilidad porque el humano no tiene hambre de pan o acumulación, sino de quimera. En este amor, en estos amores, el fundamento último es “(...) el sinsentido, que abarca en su estudio no solamente la energía espumeante y en ebullición del universo sino que aborda también la utilización y perdida de recursos realizados por el hombre”.[14]

En este caso, pudiésemos pensar en un ideal tal vez para algunos aún muy lejano, pero que implica afirmar que el amar según lo dicho por Wilhelm von Leibniz consiste en encontrar en la felicidad de otro la propia felicidad, ¿podremos desembarazarnos alguna vez de nuestro profundo egoísmo, ese cáncer que sabe bien germinar tanto que según el maestro Cioran “(…) si uno pudiera completarse con los ojos de los demás, desaparecería al instante”?[15]

La respuesta tiene muchos belfos y múltiples interpretaciones, hoy prefiero vivir en la resistencia, proclamarme en el derecho de saberme y sabernos en las ganas y amores de los otros, más allá de un formulismo de cómo y a quien amar, apostarle con Xavier Villaurrutia a vivir conforme a mis ansias: “...amarte cada vez que tu piel, tu boca busquen mi piel opaca, mi boca dispuesta”, crear un espacio que rebase solo el campo de lo imaginario, sino que efectivamente sea follada por la confianza, la comunicación y por supuesto la honestidad, que tanto enoja a los detentadores típicos de poder, pues con ésta, tenemos relaciones horizontales, colectivas, de consenso, donde todos los involucrados deciden, no necesariamente en conjunto (juntos pero no revueltos) o en un solo momento, pero si respetando a fondo la voz, los sentidos, los mundos que cada uno a dispuesto en la entrega del amor cobijado por su ejercicio de autonomía, donde cuestionamos los modos en que se teje el poder y lo enfrentamos.

Los poliamorosos creemos que las primeras relaciones de poder se tejen desde el ámbito de lo privado, y llegan a lo público a través del patriarcado, de la heterosexualidad obligatoria, de la concepción tradicional de la familia y el matrimonio y la monogamia impuesta, que cuando no son seguidas en tales parámetros, entonces los sujetos disidentes se vuelven objetos de persecución y señalamiento social, por ello, somos rebeldes y disidentes que hemos decidido vivir nuestro proyecto de vida amatoria, de modo distinto a los cánones tradicionales; estamos incidiendo también en la posibilidad de nuevas visiones, nuevos compartires que se resisten, siempre en la diferencia activa a la homogenización cultural y social, que se pretende sobre nuestros cuerpos y corazones.

No será posible luchar en lo público, por una sociedad equitativa, y por el reconocimiento a la diferencia, sino también desde lo privado se discute la organización impuesta en la que se mueven las relaciones amorosas y familiares.

Los poliamorosos tenemos un proyecto lúdico que se inscribe en la carne, y nuestra máxima experiencia es el campo soberano del no-saber, del éxtasis; en la medida en que se ha transgredido el mundo de la razón no es posible saber NADA, la espera se ha resuelto en NADA (como en la muerte), se ha hecho el vacío de pensamiento en el espíritu; nos hemos escindido de la actividad útil, se ha producido el advenimiento del milagro, la fusión del objeto y del sujeto, transfigurándose el sujeto en no-saber y el objeto en lo desconocido; nos alojamos en el plano del sí mismo, un lugar de comunicación entre sujetos.[16] Estamos en el sitio de la conciencia que es una fisura en la indeterminación del ser, en la apertura del ser. Estamos intentando comunicarnos.

Regresamos al cuarto vacío del que en un principio hablábamos pero ahora lo encontramos con esbozos de amores libertarios, proyectos subversivos, necios adictos al éxtasis; sujetos que se comunican en el desdoblamiento, en el vacío, en el delirio. Seres poliamorosos que para colmo, creen firmente en los proyectos horizontales, colectivos, consensuados, equitativos, donde los participantes de esta comuna amorosa juegan a vivir –aún en la contradicción y sin apostarle al didactismo de la panacea, aún en el marasmo de la razón- a la honestidad, autonomía, equidad y el complejísimo concepto de libertad.

El amor es como Don quijote, dice Jacinto Benavente ya que cuando recobra el juicio es que está por morir; por ello los poliamorosos aunque morimos a cada rato también nos volvemos a engendrar en el infinito de ese instante, donde sabemos que el amor es “(…) un sentimiento alegre pero angustiado de una estupidez desmesurada”.[17]

Estúpidos, desmesurados y otra vez, ¡Carajo! Ay Amor, nos viniste a joder nuestra vida racional en el universo. El buen William Shakespeare, tenia razón, el amor es simplemente una locura.

Referencias.
Bibliografía

Bataille Georges, La experiencia interior, Taurus, España, 1989
Cioran, Del inconveniente de haber nacido, Taurus, España, 1989
De la Fuente Lora Gerardo y Flores Farfán Leticia, “El erotismo y la constitución de agentes transformadores”, Tesis de Licenciatura en Filosofía, UNAM, México, 1984
Foucault Michel, Microfísica del poder, La piqueta ediciones, Madrid, 1992
Fromm Erich, El arte de amar, Buenos Aires, Paidos 1968,
Rosa Novalbos Francisco, “Acumulación y gasto: lo trágico en Georges Bataille” Conferencia pronunciada en el XXXVI Congreso de Filósofos Jóvenes celebrado en Madrid, abril de 1999.

Vaneigem Raoul, Tratado del saber vivir para uso de las jóvenes generaciones, Anagrama

Referencias filmográficas
Bertolucci Bernardo, El último tango en Paris, Francia, Italia, 1973, 126´, drama

Kurys Diana, Los amantes del siglo, Francia, 1999, 108´, drama.

Mendem Julio, Los amantes del circulo polar, España, 1999, 99´, drama.

Rimoch Ernesto, Demasiado Amor, México, España, 2002, 100´, drama

Subiela Eliseo, El lado oscuro del corazón, Argentina, 2000


Referencias musicales

Parra Gilberto, canción Por un amor, interpretada por Lucha Reyes



[1] Parra Gilberto, canción Por un amor, interpretada por Lucha Reyes
[2] Bertolucci Bernardo, El último tango en Paris, Francia, Italia, 1973, 126´, Drama.
[3] Mendem Julio, Los amantes del circulo polar, España, 1999, 99´, drama.
[4] Rimoch Ernesto, Demasiado Amor, México, España, 2002, 100´, Drama.
[5] Kurys Diana, Los amantes del siglo, Francia, 1999, 108´, drama.
[6] Subiela Eliseo, El lado oscuro del corazón, Argentina
[7] Fromm Erich, El arte de amar, 1968,
[8] Foucault Michel, Microfísica del poder, La piqueta ediciones, Madrid, 1992 p, 104.
[9] Auguez Paúl,
[10] Vaneigem Raoul, Tratado del saber vivir para uso de las jóvenes generaciones, Anagrama, p, 286
[11] Fromm Erich, Tener o ser, 1975
[12] También en Europa en el siglo XIX, mientras el Estado institucionalizaba el matrimonio, muchas familias constituidas bajo el modelo tradicional se disgregaron para construir otros modelos de comuna, los cuales rompían los estereotipos matrimoniales: un documento no condiciona el deseo ni siquiera se requiere casarse para la procreación.

[13] Han existido diversas comunidades poliamorosas y comunas, siendo tal vez la más famosa la comunidad de Oneida en el estado de Nueva York a mediados de los años 1800. Sin embargo han sido experiencias aisladas y semi clandestinas por el clima moral prevalente en la época.
[14] De la Fuente Lora Gerardo y Flores Farfán Leticia, “El erotismo y la constitución de agentes transformadores”, Tesis de Licenciatura en Filosofía, UNAM, México, 1984., p, 45.
[15] Cioran, Del inconveniente de haber nacido, Taurus, España, 1989, p, 15.
[16] Rosa Novalbos Francisco, “Acumulación y gasto: lo trágico en Georges Bataille” Conferencia pronunciada en el XXXVI Congreso de Filósofos Jóvenes celebrado en Madrid, abril de 1999.
[17] Bataille Georges, La experiencia interior, Taurus, España, 1989, p,183