Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

martes, 18 de marzo de 2008

ESTOY PÉRIDIDA

Soy una pérdida irredenta: mi único silencio ha sido la muerte.
Mi riqueza será tu esperanza abierta de piernas, el culo expuesto, la belleza de lo obsceno.
Mi única tristeza, la tristeza toda.
Grito siempre al viento y su eco me revuelve las manchas de sangre;
pero no entiendo porque grito y sigo cantando…..
le canto a los que dejaron el miedo olvidado, y aún tienen miedo…
a los que se han enmarañado de vida, sembrando anarquías, conociendo el dolor del sueño, enamorándose de las comisuras, del sudor expuesto.
A los que no se satisfacen nunca, ni tienen precio alguno.
A quien se coge a las palabras y después las vomita plagadas de espinas o de nubes,
A quienes cabalgan en el tiempo y no desaparecen nunca.
Pregúntale al poeta si compra la tierra, si trafica el aire, si negocia el sexo.
Pregúntale acaso, si el placer alcanza,
si el agua podrida y los senos marchitos.
Pregunta por todas las bocas que ya se cerraron.
Por la angustia olvidada y la estrechez de las calles
Y pregunta por la vida, por mi lengua que ávida se imagina recorriendo la verga henchida que te habita.

No hay comentarios: