viernes, 25 de septiembre de 2009

Carajo... ¿y el hongo?


Me siento muy triste, sólo eso... muy triste.

Y.. ni siquiera soy un hongo.

No hay comentarios: