Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

jueves, 1 de julio de 2010

Á NOCHE SÍ SALDRA EL SOL

ESTÁ NOCHE SÍ SALDRA EL SOL

Diana Marina Neri Arriaga.

No he decirlo desde un análisis político o la importante profundidad teórica (que de todos modos carezco) sino desde lo más hondo de mis poros exaltados: ¡ESTOY FELIZ! ¡PROFUNDAMENTE CONTENTA! Y la razón atónita que me convoca: LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS DE ATENCO.

Miles de días de movilizaciones, actos políticos, conjuras, volateos, gritos, fundamentaciones, claridades de no culpabilidad, concientización, convicción compartida, solidaridad, trasnochadas, amores de plantón, cartas y firmas de Elsa, Ernesto, Sergio o los premios noveles, tocadas y tamborazos, boteos y discusiones. Una que otra división y muchos malos entendidos; lágrimas, impotencia, rabia y otra vez la furia anti sistémica, la presencia de grandes narradores constructores de la resistencia y uno que otro panfleto; poesía en las calles y cantos desde la celda, profunda entrega, debates y bloqueos mediáticos, frustración y millones de mexicanos sólo viendo el futbol (como dice Galeano un espectáculo con pocos protagonistas y muchos espectadores) berenjenas y soledad, años y parecía siempre cárcel.

Sin embargo este jueves 30 de junio a las 15 horas, desde los patios solemnes y extraviados de La suprema corte se grito: libertad y la LIBERTAD se abrió.

Metafísica o en abstracto pero la libertad abraza, conmueve, revitaliza, y lo más importante que ahora Óscar Hernández, Inés Rodolfo Cuéllar, Julio César Espinoza, Juan Carlos Estrada, Edgar Morales, Jorge Ordóñez, Narciso Arellano, Alejandro Pilón, Román Ordóñez, Ignacio del Valle Medina, Felipe Álvarez y Héctor Galindo pueden mirar otros ojos de lucha, saberse entre sus amigos, familia, anónimos solidarios, compas y camaradas.

En cuanto supe corrí…. Y lo primero que se me ocurrió fue ir a la suprema corte y… nada; pregunte a los compas del SME y… nada; ¿ángel de la independencia y millones de humanos saltando de gozo? No, tampoco…nada. Hasta que una bella rebelde me aviso y lo lógico…¡zaz! Muchos pasos se apresuran al altiplano, otros a Molino de Flores y nomás no puedo (ahhh… que desesperación por ello) ir.

Entonces en el Zócalo llega la marcha del SME y… “De norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste”, acá están muchas luchas más, y unos volantes improvisados me acompañan mientras a mi modo también celebro: Una rica torta vegana, porque la LIBERTAD es aún una palabra lejana para nuestros otros compas animales.

Con entusiasmo y frenesí.

DIANA


Hoy luce el sol, pero también se ve la luna
El día es claro, y aún se aprecian tus destellos
Muestra la esperanza de una lucha que aún perdura
Y habrá un día que el sol salga de noche
Una noche saldrá el sol--cualquier noche

Y el pueblo encenderá una hoguera
La hoguera encenderá una mecha
Y esa mecha arderá y hará explotar
Hará explotar a la clase obrera

Revolución del proletariado, la solución anarquismo
Organización, autogestión, milicia, sindicato,
Emancipación--cualquier noche saldrá el sol.

Y al patrón nunca verás trabajando en esta tierra cuando aprieta el sol
Y al patrón nunca verás trabajando en esta tierra siempre de sol a sol
Sonoris Kausa… “cualquier noche”

2 comentarios:

Malafacha dijo...

Me uno a tu alegría Diana.

luna_zapatista_poliamorosa alias Diana dijo...

Y... gracias, me uno a tú solidaridad.
D