Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

sábado, 31 de julio de 2010

transgresión e insurrección lingüística


Contra el estado y el patriarcado:
transgresión e insurrección lingüística.



Parte I .- Una brevísima historia de la invención, regulación y uso de la lengua española
Comenzaremos nuestro recorrido en la Europa imperial. El latín era la lengua de lxs romanxs, pero no de todxs lxs romanxs. Era hablado en dos grandes variantes; el llamado “culto”, es decir el de los reyes y sacerdotes y toda la alta chusma y una "subclase" más feo, más diverso, más vulgar. Para diferenciarlo de este latín vulgar que era el habla del pueblo, algunos de estos señores habían tenido a bien momificar su latín para legislar su uso y así escribieron varios libros de gramática latina, por lo cual ellos consideraban que su lengua era culta y muy pipiris nais.
Pero en las Europas de la edad media el latín había dejado de existir hacía varios siglos, o mejor dicho, el latín se había transformado en muchas lenguas, fruto de las migraciones, colonizaciones, invasiones etc... pero la única lengua en la que se podía escribir era el Latín momificado de la alta chusma -por supuesto- y como los únicos que podían escribir eran los frailes lo único que se podía escribir era de la Biblia y cosas por el estilo.


1492 fue un año muy importante para las Europas, en ese año los reyes de Castilla y Aragón habían logrado casarse y así unificar a las Españas en “una, grande y libre” nación-estado. Como los reyezuelos tenían que justificar su grandeza expulsaron a todos los árabes, judíos y conversos de su patria recién inventada. Y como los reyezuelos hablaban una lengua bastarda del latín -el castellano- tenían que hacerle su gramática para que su castellano dejara de ser lengua vulgar y se hiciera (según ellos) lengua culta. Así, en ese mismo año 1492, año de la invención de España, se publicó la primerísima Gramática de una lengua vulgar, de un tal Antonio de Nebrija. Así se hizo la primera momificación del castellano -que de aquí en adelante pasaría a llamarse español, para eso de englorecer al recién inventado estado-nación- que se creía heredero del Imperio Romano que conquistó esas tierras y las llamó Hispania.


Cuando Nebrija presentó su gramática a la reina Isabel dijo: “[S]u alteza, la lengua es el instrumento del Imperio.” Por cierto el castellano es una de las muchas lenguas ibéricas, pero es La Lengua del Estado-Nación, es la lengua del imperio, por eso la llamaron Español y a los habitantes de ese lugar Españoles, aunque sean galegos, romanís, vascos, andaluces, astures, catalanes o valencianos los que hay habitan.


Desde entonces varios altos señores de la lengua nos han venido diciendo como es el correcto hablar y escribir de la “grandiosa lengua de Cervantes”. Hasta la fecha sigue funcionando la “máxima autoridad de la lengua española” que es la Real Academia de La Lengua, que edita la gramática y el diccionario oficial de la lengua castellana que es donde nos dicen como hablar como la gente culta y no la como la gente vulgar. Vulgar por cierto viene de Vulgus que en latín significa común, pueblo, populacho etc...
A lo largo del caminar la lengua se fue entrecruzando con otras que tenían vocales y consonantes que no existían en castellano, como la w, x y, otras desaparecieron como la ç. Los señores de la lengua hicieron lo que les pareció más conveniente: crear leyes para dictaminar su “correcto” uso y miles de excepciones para llenar las grandes lagunas “legales”.
Veamos: por ejemplo nos encontramos que la consonante Q tiene el mismo sonido que la K y que la C frente a cualquier vocal excepto Eo I por que así sonaría como S (o Z según el dialecto), pero que en “español” para escribir con Q se tiene que poner una U que en este caso… ¡ES MUDA Como la H pero que en HUEVO sí suena como G que es una consonante como la J pero sólo con las vocales E o I y para que suene más “suave” con otra vocal se debe poner una U que no suena pero si queremos que sea sonora le ponemos unos puntitos para escribir “agüita” o “güero” y yo creo que para premio de consolación de la U que le mochan sonido con Q y G estos señores inventaron la W que aunque no tenga U si va adjuntada! ¡Así podemos escribir México, Méjico, Mégico o wero, güero, y se pronunciarían igual! Y por si fuera poco, para volver a la Q, esta no se puede escribir con ninguna otra vocal como qua o quo o quu, ni mucho menos qe o qo, A EXCEPCIÓN de cuando uno escribe Qatar o qatarí.


Y... ¿Qué tiene que ver esta historia de la lengua castellana y la ancestral intransigencia de su autoridad legisladora con el insurrecionalismo? Bueno démonos cuenta que el estado hasta en la lengua nos impone autoridades y leyes (bastante incoherentes), entonces hasta en la lengua tendremos que rebelarnos.
Parte II .- Del patriarcado y la Lengua


El patriarcado -opresivo y excluyente- ignora sistemáticamente a la otra mitad de la humanidad, a la mitad femenina o como le quieran decir. Tomemos CUALQUIER texto de CUALQUIER tema y en un porcentaje del 99.9% se usarán sólo artículos y adjetivos masculinos para expresarse, por ejemplo la Constitución Mexicana dice en su artículo 11 “todo hombre tiene derecho para entrar en la republica, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia…” ¿y las mujeres no gozan de ese derecho?


Por eso al escribir “nosotrxs, lxs anarquistas” estamos rompiendo con esa hegemonía impuesta por el capital, por el estado y por el patriarcado, estamos desafiando a la desquiciada e inútil autoridad lingüística, estamos ejerciendo una ética propia al defender un sistema lingüístico incluyente, donde nosotrxs diga nosotras y nosotros y no se mencione sólo a los hombres. Otrxs compañerxs -como los muchos adherentes- usan la @ arroba para decir “nosotr@s”, otrxs usan el signo = como por ejemplo nosotr=s, para recalcar que somos iguales. Ambas tres formas de expresarnos son consideradas sumamente heréticas por los señores de la lengua, por que cuestionar su autoridad. ¿Como debemos escribir? Esto es algo que a cada unx de nosotrxs nos toca decidir, repetiríamos la historia de la Academia si dijéramos “XXX CE ESKRIVE SOLO AZÍ, CON LA EKIS XXX”.
¿Por qué escribo yo con la x? Por que a mi parecer es la manera más integral de hacerlo, la x es una variable, representa una a, una o, ambas o ninguna, por ejemplo al decir “unx de nosotrxs”. La x no es tipográficamente tan voluminosa como la @ y se acopla bien al texto, además una x es algo bastante trasgresor y sorprende mucho a lxs compañerxs que todavía no tienen un acercamiento al anarquismo y deja ver que estamos esforzándonos por la construcción de mundos nuevos y ¡estamos hacíendolo! incluso simbólicamente.
Sobre como pronunciar la x, la @ o el signo de = pues he escuchado por lo menos dos formas diferentes de hacerlo, una es la pronunciación de la a y la o de manera conjunta y hay compañerxs que siguieren algo más interesante: el uso de la vocal e como en “les seres humanes”. Esta última forma es más fonética. Todavía falta mucho camino que recorrer, por ejemplo encontrar una manera integradora de decir “EL/LA ANARQUISTA”, ¿cómo podríamos hacerlo? Quizá Así “Xlx anarquista” o quizá tengamos que crear un artículo incluyente de la siguiente manera Le anarquista. En fin, curiosamente toda esta cuestión es rara o aún inexistente en textos marxistas, ¿Por qué? Quien sabe, pero al fin y al cabo esta simple e, @, x ó = está sentando las bases para la deconstrucción simbólica, una especie de insurrecionalismo de la escritura.


Extracto del borrador “Apuntes para una ética libertaria” Tlatelolco 2009

3 comentarios:

Malafacha dijo...

No estoy de acuerdo, para hacer conciencia en la mente de las personas se debe de hacer de forma directa y sin obstáculos que dificulten la comunicación.

Mariposa dijo...

Me gusta... me gusta...

chacharerx dijo...

El libro completo http://opendesing.wordpress.com/2014/07/07/apuntes-para-una-etica-anarquista/