Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

viernes, 2 de mayo de 2014

Permisos a un año del adiós




Me voy a dar un breve permiso que comienza hoy y hasta el último minuto del domingo para saberme en algunas variaciones de melodrama y otras más de sí, ya intenso drama... de vez en cuando sabe bien, sobre todo cuando se hace -previo- un buen trabajo cotidiano en los sentimientos y las ideas, cuando se reflexiona y se expone ciertos matices de la intimidad. ¿Qué no sostenemos que lo personal es político?

Este es el momento que decido abrir ésta parte de mi.

Para empezar una de mis grandes pelis favoritas, con uno de los poemas que me traen en lagrimeo.

https://www.youtube.com/watch?v=53GU6edDyvo


Lo Cotidiano

Para el amor no hay cielo, amor, sólo este día;
este cabello triste que se cae
cuando te estás peinando ante el espejo.
Esos túneles largos
que se atraviesan con jadeo y asfixia;
las paredes sin ojos,
el hueco que resuena
de alguna voz oculta y sin sentido.

Para el amor no hay tregua, amor. La noche
se vuelve, de pronto, respirable.
y cuando un astro rompe sus cadenas
y lo ves zigzaguear, loco, y perderse,
no por ello la ley suelta sus garfios.
El encuentro es a oscuras. En el beso se mezcla
el sabor de las lágrimas.
Y en el abrazo ciñes
el recuerdo de aquella orfandad, de aquella muerte.

Rosario Castellanos

No hay comentarios: