Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

viernes, 10 de abril de 2009

Caminamos resignificando el amor



Resignificando el amor, caminamos los subversivos y locos.

Al poliamor, lo definimos como un proyecto de vida práctica y modo filosófico de abrazar la posibilidad de amar, o relacionarse erótico-afectivamente, con más de una persona de manera simultanea; en un ejercicio de honestidad, equidad y compromiso.

Para nosotres, el poliamor, es un nuevo compromiso colectivo donde se cuestiona la monogamia impuesta por un sistema. El poliamor es anti-sistémico.

Rechazamos el amor como una acción de posesión y propiedad privada del cuerpo y pensamiento de las personas.

El amor es un tema del que no se quiere hablar, a pesar de que se haya pretendido convertir en un fetiche de consumo.

En la resistencia el amor también es un tema y el poliamor una de sus tantas manifestaciones.

El capitalismo también nos exige amar de determinada forma para fortalecer el patriarcado.
El amor es rebelde y revolucionario. La revolución es un acto de amor.

Digna rabia; digno amor.

No hay comentarios: