Las brujas que somos

Las brujas que somos
La vida está en gran parte compuesta por sueños. Hay que unirlos a la acción: Anaís Nin

jueves, 6 de febrero de 2014

Memoria solidaria con cuerpa anarquista.

Hoy 6 de febrero de hace 14 años (2014) los orcos de la PFP, protegidos por señores de traje y cara larga llamada derechos humanos, entraron a “tomar” Ciudad Universitaria. 

Aún recuerdo la voz de una joven amiga que preguntaba tímida cuando nos rodearon en el auditorio “Che Guevara” a las cinco de la mañana, apuntando con armas de alto calibre y pasamontañas: ¿nos van a matar?

 Y sí, nos mataron de un modo simbólico importante. La represión, los caminos de la “izquierda” del Distrito Federal, la intransigencia y/o indiferencia de parte de la sociedad mexicana, los días de cárcel que nos sucedieron, la “unión” de los mass media proclamando nuestra crucifixión, la revisión casi “ginecológica” que nos hicieron a las mujeres buscando entre nuestros anos y vaginas las supuestas drogas, todo ello, nos arrebató –a muchxs- de una vez por todas, nuestra ingenuidad de que, para cambiar al mundo sólo se necesita de buena voluntad, muchos gritos y una linda pancarta.

Esa huelga fue un hito en mi vida y me ha dejado claro que no es posible guardar aún, alguna posible "confianza" de que el “Estado” y/o las instituciones tengan algún tipo de eticidad o calidad moral. Ya lo entendí. 


Tantas cosas murieron esa madrugada, para algunos la ciega confianza, para otros algunos velos de la supuesta democracia.    




Pero el asunto ya no es la muerte, sino nuestras resurrecciones, o dicho de otro modo, la destrucción que nos construye desde otro lugar, el resurgimiento del fénix, ese eterno lavado de heridas y pomada solidaria para las cicatrices y que –no sin uno que otro dolor- nos permite re-inventarnos y desde muchos lugares, trincheras, espacios cotidianos, hacer nuestras micro-macro revoluciones. 

Gracias huelga por darme la experiencia de hoy.




Y que quede claro, sí la UNAM sigue siendo gratuita fue por el trabajo y la colectividad de miles de estudiantxs del propio recinto universitario,  pero también por estudiantes de otras universidades (como nosotrxs), mamás y papás, y tantxs solidarixs desde distintas latitudes.





Yo estuve ahí (nosotres estuvimos ahí... ¿Verdad queridisimxs Irlanda, Ariel, Manuel, Angeles, Araceli?) y por ello ahora poco a poquito me sigo forjando como manos que trabajan, memoria solidaria con cuerpa anarquista.   

DIANA MARINA NERI ARRIAGA. 


No hay comentarios: