viernes, 7 de diciembre de 2018

PRIMERO DE DICIEMBRE DEL 2018 FRENTE AL PRIMERO DE DICIEMBRE DEL 2012

Hace seis años, mamá me visitaba y tuvimos una fea discusión a la vieja usanza adolescente porque se negaba a "dejarme salir" a protestar, porque las cosas se "pondrían feas" y sí, la represión fue el sello de esa cosa de gobierno fallido que desde el primer día se dejó ver.
Primero en San Lázaro, corrimos fuerte como tres cuadras y ahí conocí a dos mujeres muy jóvenes que me pidieron protegernos juntas, venían de algún cch y estaban como yo, muy enojadas, corriamos frenéticas por lo que veíamos y afortunadamente en una tienda una señora nos ayudó a resguardarnos, mientras veíamos como golpeaban compañeros.
Nos dijeron que en el zócalo todo estaba muy duro y entre la organización momentánea, alguien nos dieron un raid para allá, otra vez, asustadas a correr (Una de ellas decía, que tenía mucho miedo, pero que más miedo era quedarse sin hacer nada).
Desde Pino Suárez todo el espacio estaba pletórico de mucho desconcierto, susto, enojo, seguimos juntas y las perdí en Madero, donde atrincherados corrimos otra vez, y en Bellas Artes todo era humo, todo desconcierto, éramos cientos de personas de la sociedad civil que no sabíamos a donde movernos, para donde correr, buscamos ayudar a un señor que tenía el rostro bañado de sangre y que gritaba "yo sólo quería ir al metro, ya llegué tarde al trabajo".
Muchas horribles cosas empezaron ese día, muchas horribles cosas siguieron pasando, miles de mujeres asesinadas, miles de personas desaparecidas, cientos de torturado/as, cientos de presos/os políticos, infinidad de protestas, la quema breve de la puerta de Palacio nacional (uno de los momentos más gozosos de mi vida), seis años tremendos.
Hoy seguiremos disintiendo, seguiremos protestando porque tenemos claro, que un "tlatoani" no solucionará mágicamente las condiciones tan enrarecidas que en este país sobrevivimos, seguiremos proponiendo, seguimos en la lucha desde las calles y otras trincheras, y espero, por favor, que mi madre, no siga teniendo razón.

No hay comentarios:

Ideas sobre el contra amor.

La propuesta contra amorosa no es un mandato para dejar de amar o estar per sé en contra del amor, sino una convidada para reflexionar sobr...