lunes, 31 de diciembre de 2018

Sobre el destape del culo sucio de cientos de varones heterosexuales

Sobre el destape del culo sucio de cientos de varones heterosexuales:
Yo siempre en clase y en todo espacio público/privado, ante los temas del sexo anal, digo: si el compa quiere sexo anal contigo y si tu estas de acuerdo y el deseo se te desparrama, entonces vívelo con equidad, es decir, que sea de ida y vuelta (y esto puede ir desde un peging, un dedito o sólo unos besitos de esos que les dicen negros (aclaro que a mi el término no me gusta, pero los besitos sí)). Y así puedes darte cuenta por lo menos de dos cosas sencillas pero claves.
La primera, si se enoja, escandaliza, e incluso asume una actitud agresiva por el mero planteamiento (y esto es común) entonces por favor, replantea si realmente quieres estar con quien, por sólo una conversación o propuesta, piensa que se vulnera su “masculinidad”, lo quieres “convertir” en gay y otras patrañas desinformadas en la misma línea. Compañera querida, estas frente a un machin.
Y segundo, hablar de sexo anal, más sencillo aún, hablar de sexo, vivir relaciones eróticas, implica hablar y vivir la experiencia desde la confianza, y si esto es así, entnces hablemos de higiene con toda soltura. Ojo, si no tienes confianza para hablar con claridad de los temas que sean, con el varón con el que has decidido compartir salivas y sentires en tu cuerpo, entnces ... ¿segura que le quieres seguir?
Uno de los rostros horribles del patriarcado en términos de tiranía de la estética, es exigir a las mujeres, ciertos estándares que van desde los pelitos, los olores, y los modos de "acomodar" tu cuerpo para los actos eróticos. Los procesos de cada una son muy distintos y tienen que ver por supuesto, con la construcción de nuestra subjetividad, sin embargo, comenzar este proceso de recuperación de nuestro cuerpo/cuerpa implicará que no permitas de ningún modo que te vengan a imponer nadita en la vida, y por supuesto nadita en el acto erótico.
Que chulo y muestra latente de respeto es un cuerpo limpio, que tiene sabores y olores agradables al compartir. Ya ustedes tejeran los acuerdos y los modos de como disfrutarse, así que sin pena, dile que tenga cuidado con la gotita traicionera y con la sacudida de su pene a la hora de hacer "pipi" pues no vas a meter a tu boca suciedad. Que se lave las manos si es que, sus dedos quieren tocar por acá y por allá, y que sus axilas, su culo, su periné estén bien listos, por aquello o no de una chupada.
Hablemos del tema, lo personal también es político.
Pd. Come y pídele que coma mucha fruta, ¡ay ay! Hace que nuestro cuerpo, huela y sepa bien delicioso. 

No hay comentarios:

Ideas sobre el contra amor.

La propuesta contra amorosa no es un mandato para dejar de amar o estar per sé en contra del amor, sino una convidada para reflexionar sobr...