lunes, 31 de diciembre de 2018

Y sí, también soy peluda, y mis axilas rojas lo saben.


Yo soy fea, gorda y peluda. Y lo digo, no desde la falta de autoestima o problemas de identidad, sino desde la reivindicación de otras categorías estéticas. Ya mucho se hablan de los cánones de belleza impuesto, y del modo que cada una/o de nosotras se acomoda, aspira o desecha tales cánones. Como dice Nietzsche “lo feo como señal de agotamiento, de pesadez, senilidad, fatiga, falta de libertad” y por supuesto desde ahí, nadie quisiera ser visto como una persona fea, que además es síntoma de imperfección y desequilibrio, precisamente como antagonismo de la belleza (además siendo éste un ideal metafísico).

Por ello hablo desde la imperfección. Tengo 42 años y mi piel (aunque coma muy sano y rico sin dañar compas animales) ya no responde igual. Tengo estrías y un poco de celulitis, mi senos no son lozanos (que tanto importa a los estereotipos) ni mi cara totalmente equilibrada (mi ojo izquierdo es a veces vacacionista), nunca fui delgada y “tener pancita” no es un hit en un mundo gordofóbico o lipofóbico.

La fealdad ha sido siempre una categoría de la que nos enseñaron había que huir (sobre todo si somos mujeres), pero la fealdad tiene una paradoja que a mi me encanta: lo feo es lo anormal, es lo raro, lo abyecto, lo grotesco. ¿y cual es el problema con ello? Estoy consiente y alegremente comparto que no soy normal y me encanta la rareza. Soy muy seguidora de experimentar con todo lo que éticamente sea posible.

Como persona la fealdad es una reivindicación, que además le da a mi personalidad un toque de diferencia que me sienta bien. Lo importante entonces, es la reconciliación y autocuidado que cada una de nosotras nos demos. El regalo de saber vivir con nuestra cuerpa. 

Y sí, también soy peluda, y mis axilas rojas lo saben. Jejeej 😊
Saludos


No hay comentarios:

Ideas sobre el contra amor.

La propuesta contra amorosa no es un mandato para dejar de amar o estar per sé en contra del amor, sino una convidada para reflexionar sobr...