miércoles, 23 de enero de 2019

Nuestro lenguaje es pensamiento

Buena tardecita:

Acá de a rápido para decir, lo que ya tanto he dicho en vivo y a todo color por toditos lados y que me tiene (como tantísimas cosas) hasta el copete: Y es eso, de estar hablando tan ofensivamente todo el tiempo, y que nuestra comunicación tenga que ver con el denostar a otras personas y a otros animales. Y plis, ese “argumento” de tomarnos la “vida” a la ligera, o decir, que nomás es broma, o el asunto de “no tomárselo personal” no solo está bien gastado, sino denota que no le hemos entrado a reflexionar la importancia de que nuestras palabras sean un vehículo de apertura con la otredad y no un camión grandote de normalización y naturalización de la violencia.
En particular quería hacer referencia a lo “siéntese señora” o el “cállese viejo lesbiano” tan famoso en algunos de los espacios sociales que tránsito, pero también, quiero compartirles algunas ideas sobre el huachicol, la nueva propuesta de carta “moral” y el descuartizamiento de vacas en Veracruz por un accidente. Así que poco a poquito.
Por favor, no hablemos así nomas porque la lengua nos hierve, nuestro lenguaje es pensamiento.

No hay comentarios: