lunes, 30 de diciembre de 2019

El cine emociona, pero también… asombra o asusta: Las 10 (bueno un poquillo más) películas de terror/horror del 2019.



El cine emociona, pero también… asombra o asusta: Las 10 (bueno un poquillo más) películas de terror/horror del 2019.

Diana Marina Neri Arriaga.

El terror/horror y yo, hemos hecho un trio constante que ya se volvió trieja desde hace ya bastante años: al principio lo vivía de modo intrépido, mórbido y extático, pero ya con el tiempo, los cientos de películas vividas con gritos y angustias, la reflexión y un poco de sensatez (jeje, ¿Qué es eso?) he entendido que saberme en este goce, es un modo de accionar experiencias intensas, y vivir “pruebas autoimpuestas” que decido me acompañen.
Por ello, sigo devorando con pasmo e intensidad este género, del cual pronto quiero escribir algún ensayo o textillo, para posicionarlo también desde lo académico o sencillamente para hacer la invitación a adentrarse y convivir escatológicamente con nuestros miedos, excretas o ascos. Mientras tanto, sin más preámbulos acá va mi top (esta es la segunda entrega) de las películas de terror/horror que más me han causado impacto en el 2019.   

Aclaración importante: Falta “El Faro” porque en México aún no la han estrenado, pero sé que será mi fascinación de los días por venir.

Este año he visto muchísimo cine del género (incluyendo las propuestas de Netflix) y por supuesto que no mencionaré bodrios como la “Llorona” o “Annabelle 3”, e incluso te puedo pedir que corras de la terrible decepción de “los 3 del infierno” de Rob Zombie (que mejor me quedo con su música aunque rescato House of 1000 Corpses, The Devil's Rejects, Halloween y The Lords of Salem), pero como sí hubo más de 10 que me causaron buenas platicadas e intensidades en la reacción corporal, entonces encontraras bastantes casos de empate. Y bueno ahora sí, de menor a mayor, la cuestión quedo así:

Primer empate:

10) Esta película es considerada por muchos como una bazofia, el esperpento de relleno para cine de terror de fin de año y aunque efectivamente “Negra Navidad” de Sophia Takal (tercera versión después de la canadiense de 1974 y el remake del 2006), pudo haber tenido una narrativa que consolidará las posibilidades de la defensa contundente de las mujeres frente al slasher (subgénero del cine de terror), y reconozco que se quedó como una fallida intentona de historia sobrenatural no verosímil, tampoco es tan, tan mala. Lo que sí me encanta, es que rompe con el cliché tradicional de la chica tonta/joven/rubia perseguida por el psicópata, sino que acá, las mujeres hacen frente, y dan un giro que me da ganas de aplaudir. La actuación de la Imogen Poots es bastante rescatable y es una película que incomoda y molesta mucho a los machines que son seguidores del género, dado que señala con agudeza los vaivenes del patriarcado (los tipos de la “hermandad” y su respuesta asesina es bastante parecida a lo que aquí y ahora nos está sucediendo en México) y pone de relieve la sororidad entre mujeres.


10)  Ma, (Tate Taylor). Me gusta mucho la actuación de Octavia Spencer y este terror psicológico tiene buenos momentos, aunque si he de decir que nos debió muchísimo a lo que la historia y la actuación de “Ma” podrían haber dado. Lo que pudo haber sido siniestro pasó a ser medio patético es el asunto de la venganza y el cliché de los adolescentes, pero la coloco en este espacio, por momentitos breves de oscuridad y el mero asomo de perturbación.  


9) “Pet Sematary o Cementerio maldito” Es el remake que muchas/os esperábamos de 1989 y que se basa en la novela homónima de Stephen King. (también vi este año la adaptación de “La hierba alta” la cual es mediana y por eso no aparece en esta lista). En general para las altas expectativas fue decepcionante, pero Kevin Kölsch y Dennis Widmyer hicieron en general un trabajo honroso con las leyendas, las maldiciones y las resurrecciones. Tiene buenos momentos, sobre todo muy apreciable la fotografía y su música, que, si bien se extraña a los Ramones, porque bueno, extrañamos el buen punk, dentro de todo, no lo hicieron tan mal los Starcrawler.



8) “Historias de miedo para contar en la oscuridad o Scary Stories to Tell in the Dark” de André Øvredal en general tuvo muy buena recepción, sobre todo por la producción de Guillermo del Toro. Aunque aparece en este top, no me resultó impresionante, aunque celebro la ambientación de los 60, y eso sí, la estética de los monstruos es maravillosa. Felicidades a quienes hacen este meticuloso trabajo. La recomiendo mucho visualmente, además para quienes se inician en este género y para quienes honran la memoria, reivindican historias olvidadas y saben hacer/contar/escuchar buenas narraciones. Solo basta decir, que está basada en la serie de libros infantiles de Alvin Schwartz.



Segundo empate

7) Brightburn: hijo de la oscuridad de David Yarovesky y un guion de Mark y Brian Gunn, es brillante en su edición y fotografía. Buenas actuaciones y en pocas palabras ¿Qué hubiera pasado si Superman no hubiese sido “buena onda? Y acá con esta película el resultado. Un final que no me convenció, pero que sin duda te tiene los noventa minutos que dura, muy interesada y atento/a en tu butaca. Celebro en particular la actuación de la maravillosa actriz Elizabeth Banks.


7) La viuda (Greta) dirigida por Neil Jordan es una película de suspenso psicológico de 2018, pero estrenada acá en México hasta este año. La coloco en este top porque el trabajo conjunto de Isabelle Huppert y Chloë Grace Moretz, me pareció que tuvo el buen encanto de la química. Se trata de una joven solitaria y bondadosa que se hace amiga de una viuda con la que parecería tener afinidades, pero que al final previsiblemente todo se conjura para que haya secuestro, tortura y suspenso. Supongo que por ser cine comercial o no ser propio del estilo del director, no se arriesgaron a escenas crudas e impiadosas, pero, aun así, tiene sus muy buenos momentos.


6) Otra más de terror sobrenatural estadounidense llegó con Eso (It) capitulo 2, de Andy Muschiettí. Secuela directa de la película de 2017 que causo mucha expectativa, pero tanta tanta, que para la mayora resultó en decepción. 27 años después el grupo de amigos marginales y repletos de complejos no resueltos, no sólo por los dramas fantasmagóricos de su niñez sino por un horrendo mundo de complicidad adulto centrista y violento hace que se reúnan para darle paso a la nostalgia, la declaración de amores perdidos, pero también para enfrentar al magno representante de su pasado (que en términos psicoanalíticos tiene mucho por deshebrar) y de una vez por todas cerrar el ciclo. Las actuaciones son buenas, pero lo que mucho/as confundió, es que hubo demasiada comedia y momentos hilarantes, para una película que nos debió un poquito más de terror, pero eso sí, con espectaculares momentos de efecto visual.


5) “El juego de Gerald”. Otra adaptación más de Stephen King, que llevó a Netflix a ser muy muy comentada, porque precisamente el terror/horror no es su fuerte, pero aquí el director Mike Flanagan (que aparecerá dos veces en esta lista) aprovecha una historia sencilla pero bien contada, a través del monologo de una mujer inmovilizada a una cama después de un juego sexual fallido, que da pie, a muy intensos momentos. En esta película es inevitable no acompañar a Jessie (Carla Gugino) en todo el trajín al que se queda expuesta. Muy, pero muy recomendable.




4) Otra más de Netflix, pero ahora a través de la película hasta ahora más lograda en su plataforma de acuerdo al género, y me refiero sin duda a “La perfección” de Richard Shepard, una película con imágenes contundentes que hace que mires desde diversas perspectivas y modos, un acontecimiento que tiene varios giros narrativos y que con un poquito de gore y mucho suspenso, te mantiene sin parpadear. Su atmosfera todo el tiempo es tensa, y como muchas películas si realmente se le quiere vivir de modo completo, es decir, intenso, es mejor llegar en blanco.

Agradezco mucho el juego que el director hace con nosotros/as, porque nos pone primero en una atmosfera y comprender muy bien el actuar de una de las protagonistas, pero luego en una segunda parte odiarla, pero luego en una tercera, comprenderla, y al final solidarizarte con ambas mujeres y celebrando la manera en que juntas llegan al final. La pieza última es perfecta. Por favor, corran a emocionarse con esta película de planos muy bien logrados.



Tercer empate

3) Doctor Sueño, de otra vez una adaptación de Stephen King y otra vez Mike Flanagan. Ahora le toca a Ewan McGregor ser un hombre con muchos conflictos y poderes psíquicos que se reúne con esa maravillosa niña para desarrollar una estrategia contra esos seres (lidereados por  Rose la Chistera interpretada por la muy buena actuación de Rebecca Ferguson) que vienen a buscarla y quererle chupar todita su alma. Una película que tiene dos públicos. El primero más exigente y que espera que esta sea una secuela a la altura de Kubrick (lo cual es absurdo en términos de comparación) y para el cual, todos los decorados del hotel fueron reconstruidos minuciosamente para replicar de forma exacta a los originales y para un segundo publico donde se encuentra el propio Stephen King, que solo piden una buena y clara adaptación a la novela original. Véanla y ustedes sabrán a que tipo de publico quieren pertenecer.






3) El muñeco diabólico o Child's Play de Lars Klevberg es un remake de los varios que ha tenido esta franquicia. Para empezar, me encanta Mark Hamill como la voz de Chucky, la tonadita de la canción gracias al compa con el que comparto vida, la traigo aún bien pegadísima. Es una película de terror/comedia, bastante ágil, con momentos absurdos e inverosímiles, pero bien interpretada que tiene a las personas de mi generación, bastante atentos, nostálgicos y abriendo vetas de reflexión sobre la inteligencia artificial y sus caminos “malévolos”, pero sobre todo de una muy clara metáfora del amor violento, obsesivo, ese que lleva a la muerte, dicho de otra manera, a los feminicidios.
Acá les dejo la mentada cancioncita para que noten de lo que hablo: https://www.youtube.com/watch?v=KNRf0Nvpp6M


2) “Nosotros” (Us) de Jordan Peele de quien es la producción, guion y dirección. Una familia andando de vacaciones se da cuenta después de un día completito en la playa que hay otra familia igualita a ellos, pero en versión “malvada” esperándolos en casa. Una película que pone de relieve la lucha de clases y donde conocemos a una Lupita Nyong'o muy bien plantada. Para algunos seguidores del género les decepciono lo que consideraron un fallido final, y aunque efectivamente dejan algunos hilos no tan claros y si medianamente abiertos, la historia es cautivante, así como sus posibilidades. Escalofriante.



Y último cuarto empate por el primer lugar:

1) “Midsommar: el terror no espera la noche”. Segunda película de Ari Aster. Ya veníamos inquietos por Hereditary, entonces no sabíamos que esperar y de pronto llegan 147 minutos de blancura (un horror que no necesita de la noche) y una actuación espectacular de Florence Pugh y ¡zaz! Todo se vuelve intensamente escalofriante.
Desde un inicio empatice con Dany (Pugh) y su llanto, su tragedia, se volvió mía. Así que cuando se va a Suecia y nos lleva al viaje de hongos y estamos en medio del cielo azul, sol brillante y personajes simpáticos participes de toda una celebración que se mira vivificante, no sabemos de la siguiente parada. Y viene la perturbación, y poco a poco todo lo ritual, encaja, y las figuras, los símbolos, el ser ungido en sus deformidades poco a poco van cobrando sentido, hasta entender que estamos frente a un subgénero llamado Folk Horror. Si has visto El hombre de mimbre” o “la bruja” siempre rodedadas de leyendas, zonas alejadas de la contaminada civilización, rituales y magia, sabes de lo que estamos hablando. Una película indispensable además para darse cuenta de que no necesitas esperar una tragedia para alejarse del novio egoísta y ensimismado y que además al final, aunque tu no seas amiga intima de algunas mujeres, ellas estarán ahí para acompañarte en tu dolor.



1)Suspiria. Terror sobrenatural italiano-estadounidense de 2018 pero que se estrena en México en enero del 2019 y por eso está aquí. Porque además nunca pensé que Luca Guadagnino podría darle vida a los que ya, hace muchos años atrás nos había dado Dario Argento. Afortunadamente me equivoque y la mancuerna entre Dakota Johnson y Tilda Swinton (en su doble personaje), es espeluznante. Un aquelarre de brujas que termina con un paroxismo frenético y 152 minutos donde estamos expectantes ante bailarinas, secretos, ocultismo, y una disputa de poder entre brujas. Visualmente es magnifica y el rojo abunda, sobre abunda. La fotografía es delicada, pero también brutal y la banda sonora compuesta por Thom Yorke es delirante. Además, aunque no resuelto el entorno histórico-político, nos muestra una sociedad fría, desencantada que aún tiene mucho que narrar, aunque de horror se trate.



¿Qué tal? ¿llegaron hasta acá y se entusiasmaron con alguna película acá presentada? ¿Ustedes cuales ya vieron? ¿Cuáles piensan que fueron/son importantes en el género y no están aquí?

Me encantaría estos contenidos compartirlos visualmente a través de las aventuras de una bruja filósofa https://www.youtube.com/channel/UCydrcfRrrly9NgdePosvmzA, así que estaría bien chido que te suscribieras  para que me anime y regrese a narrar sobre cine, y sobre todo aquello que escandaliza, estremece y nos pone abiertas a platicar, a compartir.

Y ya, ya merito la tercera y última entrega de las películas íntimas del 2019.







No hay comentarios:

Ideas sobre el contra amor.

La propuesta contra amorosa no es un mandato para dejar de amar o estar per sé en contra del amor, sino una convidada para reflexionar sobr...